Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DATOS DEL MINISTERIO

El 83% de los edificios incumple los criterios de eficiencia energética

La mayoría de las viviendas necesita mejorar, incluso en las comunidades autónomas consideradas más adelantadas

Placas solares en bloques de pisos pixabay

Los edificios de la provincia de Castellón no están preparados para la era de la eficiencia energética. Eso es lo que se desprende de los datos que ha presentado el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), que depende del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco)

En concreto, el 83% de las construcciones es muy poco eficiente, lo que supone que la autonomía es la quinta peor valorada en este apartado en España, solo por detrás del País Vasco, Canarias, Baleares y Murcia.

No es que el resto de autonomías destaquen mucho, ya que las que mejor porcentaje presentan son Navarra, Castilla y León, y La Rioja, con el 72,64%, el 76,09% y el 76,43 % de edificios también muy poco eficientes. La media nacional es del 82%, por lo que queda mucho camino por andar . 

Los edificios calificados con una A (la mejor valoración) solo superan el 1% en las Islas Canarias (1,27%) y en Castilla y León (1,21%). La Comunitat Valenciana vuelve a estar a la cola de la lista en ese apartado, con el segundo menor porcentaje de edificios de calificación A de todo el país, el 0,13%, solo superada por Murcia (0,05%). Son los últimos datos conocidos, que pertenecen a diciembre del ejercicio 2020.

Más gasto en luz

En un contexto de subida de precios de la energía, residir en una vivienda que no cumple ciertos estándares de eficiencia puede suponer un lastre más a la hora de pagar el recibo de la luz. Según Green Building Council España (GBCe), el país necesita llegar a los diez millones de rehabilitaciones de viviendas principales en las próximas tres décadas para cumplir su compromiso de cero emisiones de carbono para 2050. El Gobierno ha destinado 6.820 millones de euros hasta 2023 procedentes de los fondos europeos para la regeneración urbana y la rehabilitación de viviendas.

«La construcción de la mayoría de edificios es anterior a 1980, entonces los aislamientos que nos encontramos en las viviendas son muy diferentes», indica la directora técnica de GBCe, Paula Ribas. Es curioso que, dentro de la clasificación de la A a la G, la gran mayoría de los edificios se encuentra enmarcada en la letra E. Es decir, obtienen una nota pobre, pero no la peor de todas, que sería la G. Eso es, afirma Ribas, porque tienen «cierto grado de aislamiento». «Están construidas con las primeras reglamentaciones que se hicieron, entre 1980 y 1990», dice Ribas.

«La solución pasa inevitablemente por la rehabilitación. Rehabilitamos muy poco y tenemos que conseguir darle la vuelta a todo esto»

Paula Ribas - Directora técnica de GBCe

decoration

El principal problema pendiente de resolver que existe en la Comunitat Valenciana y en el resto de España es la rehabilitación de los edificios. Otros países están mejor posicionados en los rankings de eficiencia energética de las viviendas a pesar de que sus edificaciones también fueron construidas más o menos en la misma época que las de aquí. La diferencia es que en esos países hay una cultura de la rehabilitación que, según Ribas, en España no existe. «Es un reto que tenemos que abordar porque es grande la cantidad de edificios en los que hay que actuar. La solución pasa inevitablemente por la rehabilitación. Rehabilitamos muy poco y tenemos que conseguir darle la vuelta a todo esto», considera la directora técnica de GBCe. 

Rehabilitar para ahorrar

El chip implantado ahora mismo parece ser el de «la rehabilitación». La mentalidad a la que hay que ir, puesto que derribar y construir otra vez no es una opción real, es la de dejar de posponer las rehabilitaciones, y una de las opciones que parece gustar más a los técnicos pasa por incentivarlas a través de ayudas económicas directas y masivas.

«Cuando se empieza a rehabilitar, eso implica que vas a ahorrar un montón en la factura de la luz y además vas a sentirte más a gusto en tu casa. Parece que muchos aún lo ven como un problema», comenta Ribas a este periódico. Una rehabilitación bien hecha puede suponer un ahorro «de entre el 50% y el 80% en la factura de la luz», pero en el contexto de crisis actual todavía son demasiados quienes descartan dicha inversión. 

Compartir el artículo

stats