Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ECONOMÍA

El Consell defiende la MAT de Castellón y avisa de que sin la línea no habrá energías renovables

La secretaria autonómica de Economía Sostenible, Rebeca Torró, asegura que la línea actual no da para más y que no hay impacto radical en el territorio

Red Eléctrica empezará a levantar la nueva MAT antes de que empiece el verano DIEGO AZUBEL

Es uno de los proyectos que más contestación social levanta en Castellón y, sin embargo, la Generalitat avisa que la MAT, la nueva línea de muy alta tensión que discurrirá por 16 municipios de la provincia, es imprescindible para implantar la energía renovable con la que descarbonizar la economía, abaratar los costes que soportan empresas y familias y atraer nuevas inversiones. «Si en Castellón no hay MAT, no habrá ni una sola inversión en energías renovables y eso lo tiene que tener claro todo el mundo», asegura Rebeca Torró, secretaria autonómica de Economía Sostenible.

Red Eléctrica Española (REE), la operadora del sistema eléctrico y que posee y gestiona el transporte de electricidad en España, tiene previsto empezar a levantar en las próximas semanas una línea que tendrá un recorrido de 86,7 kilómetros y que unirá la subestación de Morella con la de la Plana (ubicada en Almassora). Un trazado  en el que se instalarán 186 torres eléctricas que tendrán una altura de entre 42 y 46 metros y que guarda muchas similitudes con el de la actual MAT, una infraestructura que REE se ha comprometido a desmantelar en cuanto esté construida la nueva línea.

Torró, que el martes participó en una mesa de debate sobre Energía asequible y no contaminante, organizada por Mediterráneo y patrocinada por Facsa y bp, explica que la actual línea de muy alta tensión «no puede asumir nada más» y lanza un contundente aviso a navegantes. «Sin la nueva MAT esta provincia se parará. Lo hará desde el punto de vista medioambiental pero también económico porque no va a venir ninguna inversión». Y frente a quienes defienden que la nueva autopista eléctrica supondrá una afección en el territorio, argumenta que la línea «discurre prácticamente por la antigua MAT y, en algunos pueblos, mejora incluso el trazado. En absoluto es una afectación radical».

La secretaria autonómica de Economía Sostenible va incluso más allá y explica que la gigafactoria que Volkswagen abrirá en Sagunto y que creará 3.000 empleos, va acompañada de una planta fotovoltaica. «Eso los ayuntamientos lo tienen que saber». 

Más subestaciones

Sin la MAT habrá cero implantación de renovables en Castellón y, además, la provincia necesita nuevas subestaciones eléctricas en el interior para dar salida a la energía limpia que generarán las plantas solares y evitar nuevas autopistas eléctricas comarcales que se sumarían a la nueva línea de muy alta tensión. Torró asegura que el Consell reclamará al Gobierno las nuevas subestaciones, pero Castellón también tiene que pedirlas. «Nosotros nos sentaremos a hablar con el Gobierno y reivindicar lo que necesita esta provincia para desarrollar las renovables, pero el Ministerio tiene que ver que la provincia está por la labor de sacar adelante los proyectos», comenta.

Antoni Llorens, ceo de Enerhi, insiste en la necesidad de nuevas infraestructuras y lamenta que no haya ninguna plataforma a favor del sí a las renovables, mientras que Marcos Lacruz, presidente de Avaesen, el cluster valenciano de la energía, reivindica asimismo las infraestructuras y recuerda que gran parte las pagan los promotores de las plantas solares. 

Diputados del Botànic dudan del decreto de renovables

La Generalitat valenciana quiere impulsar sí o sí las energías renovables, pero no todo el mundo en el Botànic tiene la misma opinión. Cinco diputados de Compromís y Unides Podem, coaliciones que dan apoyo al Consell, han publicado una carta abierta en la que anuncian su intención de no dar apoyo a medidas que buscan la aceleración de la implantación de macroplantas energéticas si ello implica reducir las garantías ambientales y territoriales, la reducción de la autonomía de los ayuntamientos o el ninguneo a la voz de los municipios valencianos. 

Entre los diputados que suscriben la carta están la síndica adjunta de Compromís, Mònica Àlvaro, y los portavoces de Medio Ambiente e Industria de la coalición, Graciela Ferrer y Josep Nadal, y también de Unides Podem, Beatriu Gascó y Ferran Martínez. La carta se difunde en un momento en que el Gobierno valenciano tiene pendiente de validar en Les Corts el decreto que facilita la instalación de renovables y cuya elaboración ha estado repleta de dificultades a la hora de conciliar las sensibilidades que conviven en el Consell (información de C. Alós).

Por su parte Unidas Podemos, a través de la diputada por Castellón Marisa Saavedra, ha presentado en el Congreso de los Diputados una Proposición No de Ley que propone medidas urgentes sobre la ubicación de las macroplantas fotovoltaicas y avisa del impacto de los proyectos Magda en Cabanes, les Coves y Benlloch, así como Arana Solar en la Vall, Xilxes y Moncofa. 

Compartir el artículo

stats