Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ADECUACIÓN DE LAS VÍAS AL ANCHO EUROPEO

Los trabajos del corredor mediterráneo de Castelló a Vinaròs empezarán en junio

Los primeros pasos serán el acopio de los materiales necesarios en el tramo incluido

Las vías del tren en la mitad norte de la provincia, como en esta imagen de Vinaròs, adaptarán su ancho. Mediterráneo

Los trabajos de mejora de la vía del tren entre Castelló y Vinaròs empezarán a ser una realidad dentro de unas pocas semanas. Fuentes del alto comisionado del Gobierno para el Corredor han indicado a Mediterráneo que las actuaciones comenzarán «entre finales de mayo y principios de junio, con el acopio de materiales en diferentes puntos del tramo». Además, añaden que en estos momentos «ya se están desarrollando labores de topografía y planificación».

La obra, adjudicada el 2 de diciembre por parte de Adif-Alta Velocidad, se basa en una serie de modificaciones en la vía, de modo que el tramo entre Castelló y Vandellòs será de ancho europeo. Los trabajos fueron otorgados por 66,6 millones de euros, divididos en dos partes. La de Castelló a Vinaròs tiene un coste estimado de 39,2 millones de euros, a cargo de la unión temporal de empresas (UTE) de Azvi y Contratas y Ventas. 

Desde el alto comisionado detallaron que la principal actuación consistirá en el cambio de traviesas de las vías, para que posteriormente se haga la adecuación al nuevo ancho. De forma paralela se realizarán mejoras para adecuar las estaciones de Les Palmes, Benicàssim, Orpesa, Torreblanca, Alcalà de Xivert, Santa Magdalena de Pulpis, Benicarló-Peñíscola y Vinaròs.

Pendientes del plan

El comienzo de la ejecución del contrato no supondrá afecciones en la circulación de trenes, aunque a lo largo de las obras, con una duración estimada de 18 meses, se deberá acometer un plan de actuaciones. «La mayor parte se hará por la noche», comentaron desde el comisionado, para añadir que una vez dispuestas las traviesas «el cambio de vía se ejecutará en apenas tres meses», según las previsiones.

Las primeras actuaciones del corredor mediterráneo en la provincia consistieron en la construcción del tercer hilo entre València y Castelló. Una medida que se aplicó en una de las dos vías del tramo, finalizada en el año 2017. En estos momentos se ejecuta el tercer hilo en la segunda de las vías.

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, explicó en un desayuno empresarial celebrado por este periódico en Castellón que el final de estos trabajos debía supone una mejora en la circulación, especialmente en Cercanías. La actuación en la parte norte de la provincia permitirá conectar trenes de ancho europeo desde València hasta la frontera francesa. En esta ocasión no habrá tercer hilo sino un estrechamiento de los carriles, por lo que solo circularán trenes de ancho internacional. 

Una inversión de 100 millones para toda la zona norte

La parte del Corredor que corresponde entre Castelló y Vinaròs supone más de 100 millones de euros de inversiones. A los 66,6 millones para el cambio de anchura de las vías se suman más contratos. Es el caso de los 12 millones adjudicados el pasado 23 de febrero para adecuar las comunicaciones a la alta velocidad entre Castelló y la localidad tarraconense de l’Ametlla de Mar.

Por otro lado, la semana pasada se aprobó el permiso del Gobierno para que Adif licite, por un importe de 23 millones de euros, los aparatos de vía, que deberán estar plenamente adaptados a las nuevas condiciones de ancho internacional. 

Otros retos

Además de la circulación del corredor, hay otras actuaciones que están pendientes de desarrollarse. Una de ellas tiene como epicentro a PortCastelló. Los accesos ferroviarios por la zona sur del puerto y la estación intermodal tienen un coste previsto de 166 millones para evitar la incomunicación por tren. La otra gran mejora a llevar a cabo tiene que ver con la gigafactoría de baterías de coches a implantar en Sagunto. Una razón para instalar la gigafactoría de baterías es el plan de que habrá una nueva plataforma de AVE y mercancías entre València y Castelló.

La paciencia de los empresarios

El movimiento ‘Quiero Corredor’, con un papel fundamental de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), recibió uno de los premios Faro de PortCastelló. El presidente de AVE, Vicente Boluda, recordó el retraso. «En el 2011 se prometieron para el 2015, y no estarán hasta el 2030. Esperamos que con la fábrica de baterías las administraciones se pongan las pilas», expresó el viernes.

Compartir el artículo

stats