Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

el calor aviva la plaga de estos molestos dípteros

La fumigación aérea llega a Castellón para aplacar la invasión de mosquitos

Diputación activará este miércoles y jueves los vuelos en 11 municipios, excluyendo a Almassora y Burriana

Tratamientos terrestres contra los mosquitos en la playa de Moncofa. Miguel Ángel Sánchez

Tras semanas de continuas protestas de ayuntamientos, vecinos, hosteleros y agricultores para que se actuará de forma aérea para aplacar la paga de mosquitos que afecta desde Semana Santa a municipios del litoral de la provincia, la Diputación de Castellón ha decidido activar las fumigaciones aéreas. El presidente de la institución provincial, José Martí, anunció ayer que durante las jornadas de hoy y mañana se realizarán vuelos de tratamiento aéreo en zonas de Almenara, Xilxes, la Llosa, Moncofa, Nules, Castelló, Benicàssim, Orpesa, Torreblanca-Cabanes y Peñíscola, una vez que la Dirección General de Salud Pública y Adicciones ha expedido la correspondiente autorización. 

Se trata, según han informado desde la institución provincial, de una decisión que se adopta una vez superados los intensos episodios de lluvias de las últimas semanas, tras comprobarse la dificultad existente en estos momentos para el acceso de los equipos terrestres a los lugares en los que debe aplicarse el tratamiento antimosquitos. Y es que los encharcamientos, muy generalizados en las zonas húmedas, son focos de reproducción de mosquitos. 

Almassora y Burriana se quedan fuera

Por decisión de las autoridades sanitarias, en esta ocasión, no se realizarán vuelos en el término de Burriana «por ser escaso el nivel de inundación y no haberse detectado presencia de larvas». También está excluido de los vuelos Almassora, ya que la Generalitat, cuando autorizó los planes de vuelo, consideró que no procede aplicar tratamientos desde el aire por la cercanía de viviendas.

La diputada de Medio Natural, María Jiménez, destacó que, en aquellas áreas donde pueden acceder los medios terrestres, se seguirán «intensificando los tratamientos». En este sentido, recordó que el Plan Provincial Contra los Mosquitos contempla en el 2022 un incremento del 30% del número de jornadas de tratamiento terrestre respecto al 2021.

Plaga adelantada

De este modo, la Diputación ha decidido mover ficha ante la eclosión masiva de mosquitos en las últimas semanas, un problema que ya se detectó la pasada Pascua, como informó Mediterráneo. Y es que el hecho de que haya llovido de forma abundante, unido al repunte de las temperaturas, hace que este año la plaga de mosquitos se haya adelantado. 

Además, el buen tiempo de los últimos días anima ya a muchos a acudir a las segundas residencias y es ahí donde se detecta el mayor problema por la proliferación de estos insectos tan molestos.

Trabajos contra los mosquitos en la zona húmeda de la marjal de Peñíscola. Mediterráneo

El catedrático de la Universidad de València e integrante del Grupo de Investigaciones de Entomología y Control de Plagas del Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva Ricardo Jiménez mostró ayer de nuevo su sorpresa por «el retraso» en las fumigaciones aéreas, teniendo en cuenta que la Conselleria de Sanitat autorizó estas acciones antes de Pascua «al considerar que se deban las circunstancias para ello».

Asimismo, lamentó que haya habido «un recorte» presupuestario en la cuantía destinada a los vuelos antimosquitos, ya que este hecho puede afectar de forma negativa al control. De todos modos, a pesar de que el contrato se adjudicó con una rebaja importante, la diputada de Medio Ambiente ya defendió que si es necesario se incrementará la cuantía, así como las salidas programadas. En el contrato solo se contemplan dos vuelos anuales.

Compartir el artículo

stats