Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

habrá 14 puntos de atención asistencial en el interior para evitar la despoblación

El plan de Oltra para construir residencias en Castellón nace con déficit de plazas

Igualdad prevé 34 actuaciones para gente mayor en Castellón a solo un año de acabar la legislatura

La concejala de Castelló y diputada Patricia Puerta, junto a Mónica Oltra y el presidente de la Diputación de Castellón. GABRIEL UTIEL BLANCO

Alcaldes y concejales de 58 municipios de la provincia han acudido a la presentación del Plan Convivint a cargo de la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, en la Diputación de Castellón. De momento, la hoja de ruta a seguir con la creación de 34 actuaciones con 77 millones de euros de inversión en distintas infraestructuras sociales de personas mayores es un listado de promesas no materializadas. Como informó Mediterráneo, en los últimos siete años, Oltra no ha construido ni una nueva residencia pública en la provincia a pesar del déficit de plazas y es ahora a un año de acabar la segunda legislatura cuando presenta su plan.

Solo hay dos centros de titularidad y gestión de la Conselleria, uno en Castelló y otro en Burriana, lo que supone menos de 300 de las 3.300 plazas con las que cuenta el sistema, la mayoría de ellas concertadas a empresas privadas. 

De las 10 residencias previstas en el plan, solo una de ellas está ya abierta, la de Vinaròs, aunque es de gestión privada. La otra que está más avanzada es la de Sant Mateu, cuyas obras arrancarán el próximo mes, pero el resto de los proyectos están en una fase muy inicial. 

También se prevén 14 puntos para garantizar la atención a las personas en comarcas con riesgo extremo de despoblación para que no tengan que marcharse del territorio, como Els Ports-Maestrat, Plana Alta-l’Alcalatén y Plana Baixa-Alt Millars-Alto Palancia. 

Tanto es así que la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunitat (Aerte) consideró «insuficiente» la propuesta del plan teniendo en cuenta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda contar con cinco plazas residenciales por cada 100 mayores de 65 años. Sin embargo, Castellón cuenta solamente con tres, lo que genera un déficit de 2.155 plazas para alcanzar ese objetivo. La Conselleria plantea unas 630 plazas nuevas, por lo que faltarían aún unas 1.500 plazas más, «por lo que solo se cubre el 30% del total necesario», indicó el presidente de Aerte, José María Toro.

Pocos recursos asistenciales

En cuanto a la falta de plazas, Oltra señaló que los báremos utilizados por la OMS deben ser actualizados para fijar un rango de edad por encima de los 65 años, pero reconoció que los recursos públicos existentes son escasos. En el mapa de necesidades, la Conselleria ha detectado la carencia de recursos asistenciales para las personas mayores en Castelló, así como en municipios de menos de 1.000 habitantes. El área con un mayor déficit asistencial para mayores es el norte de la provincia.

El Plan Convivint, que se financiará con fondos propios de la Generalitat, ayudas europeas y algunas aportaciones municipales, prevé un total de 51 actuaciones, entre gente mayor, diversidad funcional, salud mental, mujer o infancia con una inversión de 102 millones y la creación de 1.600 plazas públicas y 750 nuevos puestos de trabajo.

Archivo - Dos personas mayores conversan sentadas en un banco y con mascarilla, ante una Residencia EUROPA PRESS - Archivo

Lucha contra la despoblación

Por su parte, el presidente de la Diputación, José Martí, valoró la inversión planteada «para acabar con el problema crónico de déficit de plazas públicas en residencias y centros de día». «Tenemos la certeza que ampliar las prestaciones en el interior supone una eficaz herramienta para combatir la despoblación y para mejorar la calidad de vida de una área geográfica con una población cada vez más envejecida». Martí también ha aplaudido que se apueste porque ninguna persona esté a más de 20 minutos de un centro de día o a media hora de una residencia. El objetivo actual de la Diputación «es que este documento pase del papel a la realidad». 

Un geriátrico solo en maqueta

Oltra enseñó la maqueta hecha en 3D de la futura residencia de Castelló. Sara Rios

En el mapa de necesidades elaborado por la Conselleria de Igualdad se pone de manifiesto que Castelló tiene un déficit importante de plazas residenciales. Un hecho que sí están teniendo en cuenta las empresas del sector invirtiendo en la construcción de nuevos centros para atender a los más mayores. El pasado verano se abrió un nuevo geriátrico de iniciativa privada en la capital de la Plana, otro, cerca del parque Ribalta, lo hará en septiembre y el tercero, en las inmediaciones del Hospital Provincial, hará lo propio dentro de un año. Mientras tanto, la residencia prometida en un solar de la calle Onda por Oltra desde que accedió a la Conselleria ha estado paralizada

Ahora todo parece indicar que la nueva residencia de la capital de la Plana, que tendrá 80 plazas residenciales y 40 de centro de día, con una inversión para su construcción de 15,3 millones de euros, empieza a dar algunos pasos, aunque, de momento, solo es una maqueta realizada en una impresora 3D como la que enseñó ayer Oltra. 

El grupo Ballesol construye una nueva residencia cerca del Provincial que abrirá el próximo año. GABRIEL UTIEL BLANCO

Actualmente, se encuentra en fase de contratación para empezar con la licitación del proyecto y la obra, según explicó la consellera, quien evitó dar una fecha para el inicio de los trabajos. Por su parte, el portavoz local de Compromís en la ciudad, Ignasi Garcia, afirmó que el objetivo es «garantizar la atención a las personas mayores desde una visión universal e inclusiva».

La Pineda, pendiente de un informe

Un informe que garantice la accesibilidad en el centro de día de alzhéimer La Pineda de Castelló es el trámite que, actualmente, bloquea la apertura de estas necesarias instalaciones. La Conselleria de Igualdad explicó ayer que no ha dado el visto bueno a las instalaciones porque está a la espera de este documento, que debe aportar la empresa gestora del centro, es decir, la Fundación Salomé Moliner. Por tanto, la puesta en marcha de este centro depende de dicha respuesta. e conteste la entidad que lo tiene pendiente.

En el 2012, la instalación cerró sus puertas en Tetuán XIV, pero el equipo de gobierno retomó el proyecto para su reapertura y entregó las llaves hace casi dos años.

Compartir el artículo

stats