Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Recursos asistenciales

Dependientes de Castellón: "nos sentimos un poco abandonados"

En la provincia tienen reconocido un grado de dependencia casi 15.000 personas, mientras que 1.100 están en lista de espera

Ana Borrás es la portavoz en Castellón de la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia. DAVID GARCIA FERNANDEZ

Un total de 14.365 castellonenses tienen reconocida una prestación por dependencia, según datos de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas referidas a este mes de mayo. Actualmente, están en lista de espera para entrar dentro de este sistema de protección más de 1.100. Las continuas reivindicaciones llevadas a cabo por la Plataforma en Defensa de la Ley de la Dependencia fueron claves para que el departamento de Mónica Oltra agilizara los reconocimiento de dependencia, lo cual consiguió tras ceder competencias para ello a los servicios sociales municipales. Pero todavía quedan por llevar a cabo muchas acciones como es la creación de recursos asistenciales para estas personas, por ejemplo, residencias públicas. Así lo reivindica la portavoz del colectivo en Castellón, Ana Borrás, quien hace un balance de la situación actual de la dependencia.

--La plataforma siempre ha denunciado que el aumento en los reconocimientos y del número de personas que entran en el sistema es a base de prestaciones económicas y no de servicios.

--El pago a los cuidadores no profesionales por el cuidado de una persona con diversidad funcional es compatible con el uso de algunos recursos por ejemplo centros de día ( para grados II y III) y centros ocupacionales (para I-II-III).

--¿Cómo valoran esto?

--Esto es así porque lo restableció el actual gobierno , puesto que en el gobierno anterior, además de las minoraciones y copagos que padecieron usuarios y familias, al tener plaza en centros dejaban de percibir la ayuda por los cuidados en el entorno familiar, sin tener en cuenta que los usuarios de estos centros , todos los días regresan a sus hogares y los fines de semana , festivos y vacaciones son atendidos por sus cuidadores. Por lo tanto, lo consideramos un acierto por parte de Conselleria.

--El déficit de recursos asistenciales es uno de los principales problemas de las personas dependientes y de sus familias. La Conselleria de Igualdad ha presentado el Plan Convivint. ¿Confían ustedes en que se pueda materializar en tiempo y forma?

--La Comunitat es la que más recursos económicos aprueba y menos recursos asistenciales oferta. El Plan Convivint ya lo conocemos desde la anterior legislatura y respecto al proyecto no podríamos estar más de acuerdo , no obstante nos gustaría ver un avance mucho más rápido. Ya conocemos el proyecto y nos gustaría saber en que punto se encuentra exactamente a nivel de permisos, ubicaciones, terrenos, estado de las obras... En fin, ver algo que no sea una excelente idea o un titular.

--En este plan se promete la construcción de nueve residencias públicas 100%. ¿Se ha cedido el control del sistema de prestaciones asistenciales a las empresas privadas a través del sistema de concertación?

--Efectivamente, la mayoría de las plazas que se están ocupando en estos momentos son conciertos, debido justamente a que no se han construido centros públicos que puedan cubrir la demanda actual y futura de plazas, y hasta que el Plan Convivint sea una realidad me temo que no habrá otra posibilidad. No obstante, es importante decir que de nada sirve que los centros sean públicos o privados o incluso en algunos casos se amplíen las plazas si el personal no es tratado con la dignidad que corresponde. Hay una gran desigualdad entre profesionales sociosanitarios de un mismo rango que trabajan, por ejemplo, en un hospital o en una residencia de mayores. Si dependen de Sanitat cobran más y consiguen puntos en bolsa que luego les facilitan poder opositar, en cambio los que trabajan en las residencias de mayores concertadas no. Este problema fue flagrante en los peores días de la pandemia cuando se robaban el personal entre Sanitat e Igualdad y la culpa lógicamente no es de los profesionales que como es normal miran lo que más les interesa como trabajadores. Desde la Plataforma de la Dependencia insistimos en que deben legislar para que estas desigualdades sean eliminadas y haya más equidad porque, sin duda, repercutiría en un mejor cuidado a los usuarios.

--¿Cuáles son, actualmente, las principales demandas y necesidades de las personas dependientes y de sus familias?

--Aquí me gustaría distinguir entre las personas con diversidad funcional que han sido valoradas desde pequeñas y las personas mayores que necesitan del recurso de una residencia. Para el primer colectivo los problemas e incertidumbres mayores empiezan a los 21 años cuando acaba la etapa escolar. Aquellos que pueden desenvolverse de una forma suficientemente autónoma tienen opción de hacer algunos ciclos formativos en el mismo centro escolar específico, permaneciendo tres años más, hasta acabarlos y poder prepararse para un futuro laboral. Aquellos que son considerados demasiado dependientes, se encuentran con la controversia de

que tienen que abandonar el centro y en el mejor de los casos pasar a centro de día, centro ocupacional o residencia ( casos mas complejos), y si no hay plaza, por supuesto concertada, se quedan en casa a la espera. Por otro lado, están las residencias y la odisea que hay que pasar para poder acceder a una plaza debido a la escasez.

--¿Se sienten abandonados por la Administración?

--Siento que no nos escuchan, puesto que nos hemos reunido ya en varias ocasiones para explicarles que tienen que legislar para que haya equidad salarial y de oportunidades, e incluso mas pluses en aquellos centros en los que por su situación geográfica sus plazas son mas difíciles de cubrir, y hasta la fecha no ha habido ningún movimiento que no sea asentir, por tanto, retomando la pregunta quizá si que nos sentimos un poco abandonados.

--La cesión de competencias a los servicios sociales municipales ha permitido acelerar los reconocimientos de la dependencia. ¿Cómo lo valoran? ¿Siguen siendo los plazos demasiado largos? ¿Se ha resuelto el atasco o lentitud a la hora de realizar valoraciones a personas con el grado ya reconocido que han empeorado?

- En este sentido, debo decir que es cierto que ha habido desatasco en las valoraciones de la dependencia realizadas, pero si no damos salida a los recursos necesarios, desatascamos, por un lado, pero, por otro, atascamos. Lo más farragoso siguen siendo las valoraciones por revisión de grado, porque siempre es a peor. Es más fácil empezar de cero que valorar sobre lo ya se ha valorado.

Compartir el artículo

stats