Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

las nuevas plazas no resuelven todo el problema

El déficit de personal agrava el atasco en la sanidad de Castellón

Faltan psiquiatras, médicos de familia, pediatras o reumatólogos

El sindicato Satse organizó ayer una protesta en el General para reclamar 66 enfermeras para el hospital. ANDREU ESTEBAN

La pandemia del coronavirus ha puesto de manifiesto las deficiencias que presenta el sistema sanitario para dar una correcta atención a los pacientes. Sin duda, una de las principales es la falta de personal, especialmente, médicos y enfermeras. Una representación de estas últimas alzaron ayer su voz para reclamar más personal en el Hospital General de Castelló, que, a pesar de ser el centro hospitalario de referencia en la provincia, es el que peor parado ha salido en la distribución de las 606 nuevas plazas estructurales aprobadas por la Conselleria de Sanitat para la provincia, de las cuales 184 son de Enfermería y 163 de Medicina. A estas está previsto el próximo mes de septiembre añadir algunas más de acuerdo a las necesidades asistenciales existentes.

A pesar de la consolidación de muchos de los puestos cubiertos durante la pandemia en centros de salud y hospitales, sigue habiendo déficit de personal, como denuncian colegios profesionales, sociedades científicas y sindicato. En concreto, Satse considera que la provincia necesita 2.000 enfermeras más para cumplir la ratio europea, mientras que el sindicato médico CESM-CV cifra en 300 los doctores que requiere sumar la plantilla de la sanidad pública en la provincia.

Desde el Colegio de Médicos de Castellón destacaron que el problema de la cobertura de las plazas de facultativo en la relación de puestos de trabajo de la Conselleria de Sanitat es «generalizado y se da, en mayor o menor medida, en todos los servicios».  

Especialidades

De hecho, los sindicatos alerta de la escasez de profesionales en los servicios de Reumatología, Neumología, Pediatría de atención primaria, Psiquiatría o Anestesia. A ello se ha de sumar la falta de médicos de familia para cubrir las plazas, con especial incidencia en el interior. 

Hospital de la Plana. GABRIEL UTIEL BLANCO

El déficit de especialistas es, especialmente, acuciante en los hospitales de la Plana de Vila-real y en el de Vinaròs. En el primero de ellos se han quedado sin servicio de Reumatología, a pesar de haber cuatro plazas creadas para facultativos, según informaron desde el departamento de Miguel Mínguez, que insistieron en que, de forma provisional, estos pacientes son atendidos en Traumatología o Rehabilitación, así como por un reumatólogo del General que acude algunos días a pasar consulta.

Otro caso es la falta de psiquiatras en la Unidad de Salud Mental del Hospital de Vinaròs. La gravedad de la situación del servicio llevó, como denunciaron los sindicatos, a la dimisión del jefe de sección. Además, en este hospital comarcal hay seis plazas de doctor sin poder cubrir porque no hay candidatos. «La situación preocupa y, la misma Conselleria busca incentivos para poder atender las plazas de difícil cobertura. Una coyuntura que se da también en centros de salud de zonas urbanas, pero que se agrava en localidades de Els Ports, el Maestrat, el Alto Mijares, l’Alcalatén, o incluso la Plana Alta», apuntaron desde el Colegio de Médicos de Castellón.

El problema también se detecta en las consultas de Pediatría de los centros de salud, donde hay un 40% de plazas que no están cubiertas por pediatras. Entre las 606 plazas estructurales creadas por Sanitat solo una es para esta especialidad en el área de la Plana.

La escasez de anestesistas también se deja notar en el sistema cuando se trata de aligerar la listas de espera quirúrgicas dentro del denominado plan de autoconcierto, es decir, abrir quirófanos durante las tardes.

Falta de enfermeras

Urgencias del General de Castelló. David García Fernández

En cuanto a enfermeras, las principales necesidades se detectan en dos servicios asistenciales del General de gran importancia, como son Urgencias y la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Ante las protestas, Sanitat ha prometido adelantar vacantes de las previstas a partir de septiembre para esta última unidad, pero, de momento, no hay nuevas contrataciones. En este sentido, como ya informó Mediterráneo, el personal ha alertado de las continuas derivaciones diarias a otros hospitales de pacientes graves porque no hay espacio para tratarlos. «Necesitamos más enfermeras, no para trabajar menos sino para poder trabajar mejor», resaltó una de las profesionales concentradas ayer a las puertas del Hospital General.

En el caso de la UCI, el sindicato CSIF avisa de que el servicio se encuentra «totalmente colapsado y, tan solo en los dos últimos meses, entre el 1 de marzo y el 16 de mayo, un total de 65 pacientes han tenido que ser derivados a otros hospitales por falta de camas». Esto se debe a la merma de personal que ha supuesto la eliminación, desde el pasado 1 de mayo, del personal que había sido contratado como refuerzo por el covid, «lo que está agravando el malestar y la saturación de un personal que se encuentra totalmente agotado y desbordado».

Por su parte, las Urgencias, con más de 300 visitas diarias, viven una situación más que complicada con tiempos de espera que aumentan y que hay días que superan las seis horas. «Nunca habíamos sufrido tanta carga como ahora, lo que supone un grave riesgo para la seguridad del paciente», alertó una enfermera.

Otro problema: jubilaciones a la vista sin relevo generacional

Otro de los problemas que afecta a la plantilla de médicos y que amenaza con agravar la falta de facultativos es el de las jubilaciones. Casi uno de cada cuatro doctores en la provincia de Castellón alcanzará la edad de la jubilación en la próxima década, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística sobre sanitarios colegiados. Además, tras la pandemia, son escasos los profesionales que alargan su trayectoria más allá de los 65 años.

Desde el Colegio de Médicos de Castellón ya han alertado a la Conselleria de Sanitat que debe hacer frente a esta situación por las consecuencias que puede conllevar a medio plazo el hecho de que no haya relevo generacional, es decir, médicos jóvenes que accedan a las plazas del sistema sanitario.  

Se pueden jubilar a los 65 si tienen cumplidos 37 años y medio de cotización sin pérdida. Los funcionarios pueden hacerlo antes, pero como se ha ido alargando la edad de jubilación se concede casi automáticamente una prórroga casi hasta los 67 y de ahí a los 70 se requiere una valoración de riesgos.

Castellón forma a un centenar de MIR con peligro de fuga

Estos días son de despedida para muchos médicos internos residentes (MIR) que acaban su formación en los tres departamentos de salud de Castellón. Un adiós que viene acompañado de un saludo de bienvenida para los 108 MIR que se incorporan estos días para arrancar su etapa de especialización en centros de salud y hospitales de la provincia. En total, el Ministerio de Sanidad sacó, en esta convocatoria, para la provincia 112 plazas de las cuales solo han quedado vacantes cuatro de ellas. 

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ya anunció que se ampliará en 545 puestos el cupo extracomunitario del MIR para lograr cubrir las 217 que han quedado vacantes en España, la mayoría de medicina familiar y comunitaria, que es una de las especialidades que resulta menos atractiva para los médicos recién graduados por la enorme carga asistencial que lleva asociada, como ha puesto de manifiesto la pandemia del coronavirus.

Sindicatos sanitarios y el Colegio de Médicos de Castellón llevan tiempo alertando de que un número muy elevado de los jóvenes profesionales formados aquí con presupuesto de las arcas públicas terminan marchándose a otras comunidades autónomas o países con mejores condiciones laboral, De ahí que se reclamen contratos estables y más largos, así como mejores salarios para intentar amarrar a todos estos profesionales para que refuercen los centros de salud y hospitales asegurando así el necesario relevo generacional de aquellos facultativos que se van a jubilar en breve.

Compartir el artículo

stats