Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TRAS DOS MESES DESDE SU ANUNCIO

El Gobierno pagará las ayudas a la cerámica de Castellón antes del 3 de junio

Cada empresa puede recibir una inyección de hasta 400.000 euros

Cada empresa podrá recibir hasta 400.000 euros a fondo perdido. GABRIEL UTIEL BLANCO

Las ayudas directas prometidas por el Gobierno al sector cerámico, incluidas dentro del paquete de medidas contra la crisis energética y la guerra en Ucrania, ya están en la fase final de su tramitación, según indica el Ministerio de Industria, dos meses después de ser anunciadas. Según la nota informativa emitida desde este departamento, «la fecha estimada para la realización de los pagos o el requerimiento de información en aquellos casos en los que proceda es antes del 30 de junio».

La inyección de dinero para la principal industria de Castellón fue aprobada por el Consejo de Ministros del 29 de marzo, y posteriormente fue ratificada en el Congreso de los Diputados. El plazo de presentación de solicitudes concluyó el 30 de abril, y no fue hasta el 11 de mayo cuando la Comisión Europea dio su aprobación.

Otros sectores

La cerámica entra en una partida de 125 millones de euros, en la que también concurren los sectores del papel y el vidrio, considerados como grandes consumidores de gas natural, energía que en los últimos meses ha multiplicado por 10 su coste.

Cada empresa recibirá 5.000 euros por trabajador, con un tope de 400.000 euros. La medida dejó fuera a las empresas de esmaltes y fritas para la cerámica, por lo que la Generalitat anunció 50 millones para quienes queden fuera de las ayudas del Estado. 

La Agencia Tributaria es la encargada de realizar el proceso de tramitación y pago. Desde la patronal azulejera, Ascer, mostraron su deseo de que la aportación económica llegara cuanto antes, un vez recibido el visto bueno de Europa. La organización empresarial solicitó una serie de medidas al Gobierno de España tras el estallido de la guerra en Ucrania, que incluían rebajas fiscales y medidas encaminadas a reforzar su competitividad en los mercados de exportación. Pero solo se acordó esta actuación, compartida entre el vidrio y el papel.

Compartir el artículo

stats