Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DÉFICIT DE EMPLEADOS

Las empresas tecnológicas de Castellón van a la caza de personal cualificado

El sector sigue en crecimiento pero hay dificultades para tener plantillas estables

Empresa instalada en el Espaitec, el parque tecnológico de la UJI. DAVID GARCIA FERNANDEZ

Las empresas turísticas tienen problemas para completar sus plantillas. Pero la necesidad de incorporar a profesionales no solo se da en este sector. La tecnología está en auge en Castellón y la oferta de empleo es más amplia que el personal cualificado disponible. Así coinciden tanto desde la Asociación de Empresas Tecnológicas de Castellón, Xarxatec, como desde diferentes compañías, que se ven abocadas a poner en marcha diferentes iniciativas para retener talento y completar plantillas.

La responsable de recursos humanos de Cuatroochenta, Celia Pallarés, detalla que en estos momentos hay un incremento de la demanda en la denominada economía 4.0. «La pandemia ha acelerado los planes de digitalización de todo tipo de empresas, lo que se suma al incremento de recursos de ciberseguridad, y nos enfrentamos a que no hay tanta gente con formación específica».

El papel de las administraciones para introducir estas necesidades en el sistema educativo es fundamental. «Le cuesta mucho moverse», añade Pallarés, pero sí incide en «la oferta creciente de entidades formativas, que tienen vocación de entender aquello que necesita el mercado».

Retener talento

Por parte de una de las empresas alojadas en Espaitec, Cloudapp, Laura Mendoza reconoce que lo más complicado «es retener el talento». Castellón ha sabido posicionarse pero se da la paradoja del teletrabajo. «Hay gente de Castellón que reúne los perfiles que necesitamos pero reciben ofertas de compañías de fuera que les permiten desarrollar su labor en remoto», de modo que viven aquí, pero no trabajan para empresas ubicadas en la provincia. La gerente de Xarxatec, Íngrid Cumelles, indica que en algunos casos «les ofrecen unos sueldos que nuestras compañías no son capaces de proporcionar».

El gerente de Espaitec, Juan Antonio Bertolín, corrobora que las compañías allí alojadas «tienen necesidad de incrementar sus plantillas» para hacer frente a la demanda de los clientes. Según el balance del pasado año, eran 353 los trabajadores vinculados, y se espera que la dinámica vaya al alza. Los que salgan de las facultades y centros de formación especializada en este sector tienen el trabajo asegurado. Pero siguen siendo pocos para las necesidades de un mundo en el que la tecnología importa cada vez más en cualquier campo de la economía. 

Un plan para formar desde las empresas

Si el sistema educativo no genera suficiente personal para ser incorporado a las empresas tecnológicas, las mismas compañías deben dar el paso. De esta manera nació el programa Xarxatec Activa. «Sus principales requisitos eran residir en Castellón y tener más de 18 años», explica Íngrid Cumelles, además de ganas por conocer los entresijos del mundo de la programación informática. «Para ponernos de acuerdo y ponerlo en marcha nos bastaron solo cuatro horas», explica. Con 25 alumnos, recibieron formación durante varios meses. «El 80% de ellos tiene trabajo en el sector». La respuesta es tan positiva que van a poner en marcha una segunda edición con 50 alumnos.

Mientras, Cuatroochenta tiene una área dedicada solo a formación, de modo que sus empleados tengan conocimientos en las necesidades de la empresa.

Compartir el artículo

stats