Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los concesionarios no ven visos de que la oferta de autos nuevos se normalice como mínimo hasta el 2023

Los coches de ocasión se venden a precio de oro por la falta de chips en Castellón

El importe medio del vehículo usado se dobla y es el máximo en casi una década: de 8.500 a 19.000 euros

Una clienta interesada en comprar un vehículo de ocasión prueba un utilitario en un concesionario de la capital de la Plana. GABRIEL UTIEL

La ley de la oferta y la demanda. Los coches de ocasión son los más buscados en Castellón, sobre todo de cara al verano para jóvenes que se acaban de sacar el carné de conducir, pero hay pocos y su precio se ha disparado, pues nuevos apenas hay y los plazos de entrega se dilatan. En el último año, un utilitario de segunda mano, de media, se ha encarecido 2.000 euros más, y si nos remontamos a hace casi una década, su cotización se ha llegado a doblar.

Así lo corroboran páginas web y concesionarios, y el estudio de coches.com para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), que concluye que el precio medio de un coche usado en Castellón en este 2022 está en 19.300 euros, el más alto de la serie histórica, al menos desde el 2013, último que tienen disponible para el informe. Entonces se vendían por 8.495 euros y respecto entonces casi se ha doblado y ya no se encuentran por esos precios.

Precio medio de coches de segunda mano en Castellón. Mediterráneo / Luis Martín

En la provincia de Valencia la evolución en esa década ha sido pasar de 10.495 a 18.600 euros; y en Alicante, de 8.999 a 17.600 euros. Actualmente, el coche usado en Castellón está por debajo de la media española pero es líder en la Comunitat, con 19.300 euros frente a 18.600 de Valencia y 17.600 de Alicante; cuando hace una década pasaba justo lo contrario y estaban más caros en Valencia.

Los factores

La directora de comunicación de Ganvam, Tania Puche, explicó que «la crisis de los chips está generando un efecto en cadena en el mercado de ocasión, que sigue lastrado por la falta de oferta de usados jóvenes, pues empresas y alquiladoras no están fabricando estos modelos seminuevos al no poder renovar sus flotas». Y añadió que «con baja oferta y alta demanda, el precio sube y el grueso de ventas de ocasión se sitúa en los de más de 15 años. Los coches más antiguos se encarecen a un ritmo mayor que los nuevos. Y el parque envejece, justo cuando hay que avanzar en la descarbonización», agregó. En Castellón, desde el concesionario Toyota Cobelsa miembro de Astrauto, Pepe Cortés coincidió en el hándicap de la falta de coches nuevos «y la tardanza en la entrega, que no tiene visos de normalizarse mínimo hasta el 2023»; y apenas hay de ocasión, por lo que los que quedan han disparado su precio de modo exagerado. Se están vendiendo hasta vehículos de más de 15 años de antigüedad por un 34% más del precio que se pagaba hace tiempo».

Eso sí, quien vende su viejo coche se beneficia «pues se paga mejor» y a quien lo compra, «le sale más caro que antes; son oro».

Hay modelos que de media habrán subido entre un 30 y 40%. «Un coche de 10.000 que te cueste 12.000, la diferencia es dinero», matizó. «Cuanto más viejo, más vendido y más cotizado. Eso se está imponiendo. Los vehículos nuevos tardan y hay gente que tiene necesidad perentoria de tenerlo rápidamente. Este primer trimestre del 2022 habrán vuelto a subir de media un 20% aproximadamente respecto al 2021. Nos llaman incluso empresas de rent a car para comprar coches para poder alquilar. Y las de renting están prorrogando los acuerdos de 48 meses hasta recibir nuevos», dijo.

De chatarra a 1.000 €

Fuentes del sector añadieron que «coches que antes se achatarraban con 15 años se están comprando para ponerlos en el mercado, y pueden darte 500 ó 1.000 euros. Y uno de cinco años lo vendes por casi lo mismo que lo compraste». Ahora es el concesionario quien sale a buscar coches de particulares para que la maquinaria de venta no pare». 

El automóvil nuevo más barato ronda ahora los 9.990 €

Si en el año 2017, hace cinco ejercicios, el mercado de automoción ofrecía modelos de coches nuevos por 7.035 euros, ahora el mismo cuesta 9.990 euros, un 42% más en este 2022. Es un Dacia Sandero, «el más económico del mercado español» para quien se plantee comprar uno nuevo, según el informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). «Estamos ante una subida sin precedentes en los precios de los automóviles nuevos con motor de combustión, que actualmente cuestan un 35% más que hace cinco años», apuntan. «Es un alza superior a la inflación acumulada en este mismo período, que alcanzó el 12,8%», según indican, por lo que recomiendan «apostar por adquirir uno eléctrico, que se ha encarecido menos».

Compartir el artículo

stats