Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TRANSPORTES

El Gobierno ignora la línea aérea a Madrid ante un Consell dividido

El ministerio descarta financiar la conexión ya que no la considera un servicio público

Llegadas de pasajeros al aeropuerto de Castellón desde Sevilla. Mediterráneo

El Gobierno de España, a través del Ministerio de Transportes, no cree que sea necesaria la creación de una línea aérea entre el aeropuerto de Castellón y Madrid, por lo que no tiene intención de declararla como una obligación de servicio público (OSP). Por tanto, no hay posibilidad de obtener una financiación adicional. El Ejecutivo, que valoró este asunto ante una pregunta formulada por Compromís en el Senado, considera que existen «formas alternativas de transporte y una amplia conectividad aérea disponible a través de otros nodos en la Comunitat, por lo que esta determinación no es inmediata».

Pese a ello la Generalitat, que es la propietaria del aeropuerto de Castellón a través de la empresa pública Aerocas, quiere que la línea funcione a partir de este otoño, tal y como anunció el president Ximo Puig en una visita a las instalaciones el 19 de abril, y que salió a licitación el 16 de mayo. Una propuesta que no cuenta con el consenso de los partidos que respaldan al gobierno valenciano.

Muestra de esta división son las manifestaciones efectuadas ayer por el conseller de Economía, Rafa Climent. «Soy de los que cree, y hablo a título personal, que si estamos en un momento de descarbonización y ante el cumplimiento de unos hitos claros de reducción de emisiones, y si el Gobierno dice que hay que buscar renovables y una electrificación del transporte, estaría de acuerdo en buscar en otras alternativas» que ayuden a lograr los objetivos, dijo.

Rafa Climent representa a Compromís en el Consell del Botànic, y recordó que la descarbonización de la economía «es uno de los objetivos básicos» del pacto del gobierno, por lo que «hay que buscar todos los recursos para electrificar la movilidad», de modo que no cree positivo subvencionar los vuelos a Madrid.

Menos sutil fue el senador de Compromís, Carles Mulet, que considera que esta línea es «dilapidar el dinero de los valencianos y valencianas en ultrasubvencionar un vuelo directo a Madrid, para que lo disfruten un escaso número de pasajeros que pueda necesitar ese servicio; es totalmente prescindible», y añadió que para un vecino de la ciudad de Castelló «utilizar el aeropuerto de Manises o el de Vilanova son 20 minutos» de diferencia.

Un plan con cinco vuelos a la semana para dos años 

Pese a que el Gobierno no piensa incluir la línea como obligación de servicio público, el proyecto sigue en marcha por parte del Ejecutivo autonómico. La idea es que empiece a operar a partir de este otoño, con una frecuencia de cinco vuelos semanales y con una duración prevista de dos años. Para el president, Ximo Puig, la conexión es «fundamental» para que desde Castellón se puedan operar vuelos internacionales de todo tipo. En cuanto a la subvención que reciba la compañía adjudicataria, procedería de Aerocas. «Lo que queremos es que cada vez se consolide más y poco a poco vaya bajando también la aportación de la Generalitat para esta conexión», comentó Puig en abril.

Desde el mismo momento en el que se anunció la conexión aérea entre Castellón y Madrid, los socios de gobierno del PSPV en la Generalitat, Compromís y UP, mostraron sus críticas, al considerar que sería mejor reforzar el tren. En cambio, el Partido Popular, Ciudadanos y el sector empresarial ven con buenos los ojos la iniciativa.

Compartir el artículo

stats