Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prevención

El calor asfixiante causó 15 muertes en Castellón el pasado verano

Estos decesos se produjeron en personas de edad avanzada al ser el colectivo más vulnerable

El ciclón Álex nos trae la segunda ola del calor y no hemos empezado el verano Mediterráneo

El sistema de monitorización de la mortalidad diaria por todas las causas (MoMo), que coordina el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) desde el Centro Nacional de Epidemiología (CNE), recoge el número de fallecimientos atribuibles a las temperaturas, ya sea el frío durante el invierno o el calor en el verano. Así, la provincia de Castellón contabilizó 15 decesos el pasado año atribuibles a las temperaturas durante los meses de junio, julio y agosto. De estas personas, nueve eran mujeres de edad avanzada.

En concreto, por franjas de edad, nueve de estos decesos se produjeron en el colectivo de más de 85 años, cinco en el de 75-84 años y uno en la franja de 65 a 74 años. Estos registros ponen de manifiesto que los más vulnerables a los vaivenes del termómetro son las personas mayores.

Durante el pasado verano se estima, según el sistema MoMo, que hubo 1.298 defunciones atribuibles al exceso de temperatura a nivel nacional. 

Golpe de calor

La Conselleria de Sanitat recuerda que el llamado golpe de calor es un problema grave, ya que el cuerpo es incapaz de regular su temperatura, que se incrementa rápidamente y puede alcanzar los 40,6 ºC. Los síntomas principales son: calor, sequedad y piel roja, pulso rápido, dolor intenso de cabeza, confusión y pérdida de conciencia.

Se aconseja no exponerse en las horas más calurosas del día, usar ropa holgada, protegerse la cabeza y evitar el alcohol y las comidas copiosas.

Compartir el artículo

stats