Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ACCIONES PARA DESCARBONIZAR LA ECONOMÍA

El grupo Pamesa invierte 11 millones para su planta piloto de hidrógeno

La alianza con la norteamericana eCombustible se hace sin subvenciones

Imagen de archivo de una planta de fabricación de Pamesa. Gabriel Utiel

El principal productor de cerámica de Europa, el grupo Pamesa, apuesta fuerte por encontrar una solución a la escalada de costes del gas natural y, de paso, cumplir con las muy estrictas condiciones que marca la Unión Europea para descarbonizar la industria. La gran esperanza de la compañía presidida por Fernando Roig es la sustitución del gas por el llamado hidrógeno modulable, una tecnología que aporta la norteamericana eCombustible.

«Hace dos años hicimos un contrato con la empresa, que nos hizo una propuesta de suministrar energía con hidrógeno, y ahora lo hemos retomado con más fuerza», destacó Roig durante la presentación de resultados e inversiones del grupo. En el caso de eCombustible, la fórmula elegida es la entrada de capital directo, por un importe de 11,2 millones de dólares, que al cambio ronda los 10,7 millones de euros. 

El máximo mandatario de Pamesa expuso que el proyecto, anticipado el pasado mes de octubre en las páginas de Mediterráneo, «empezará a materializarse en tres o cuatro meses, cuando tengamos la planta piloto en nuestras instalaciones de arcillas en Onda, y vamos a ver si funciona a lo largo del año». Aunque sus técnicos le advierten de que se trata de una tecnología poco explorada, Fernando Roig se mostró esperanzado en que funcione. «Vamos a correr para que en el 2023 todo se fabrique con hidrógeno» en su grupo, añadió, de modo que se sustituirá «al 100%» el gas natural por esta nueva fuente energética.

Control de costes

Hace justo un año, el presidente de Pamesa se mostraba escéptico sobre las alternativas al gas, debido a que su precio era muy elevado respecto a la tecnología actual. Pero esto ha dado un vuelco con una brutal escalada de costes. «En mayo del 2021 el precio medio era de 20 euros por kilovatio hora, mientras que la media del primer cuatrimestre de este año es de 101, cinco veces más», expuso. Si la factura de gas equivalía en marzo del pasado año al 8% de las ventas, ahora es del 33%. Por eso el hidrógeno «puede ser algo importante, que nos permitirá no depender de nadie», comentó, al ser necesario solo el uso de electricidad mediante fuentes renovables.

La planta de Onda es una de las principales inversiones del grupo Pamesa. Un capítulo que en el 2022 asciende a 95 millones de euros que, según incidió Roig «proceden del dinero generado por el grupo y sin subvenciones» de las administraciones. «Somos contrarios a las ayudas públicas, un dinero que además llega en bicicleta», dijo. Motivo por el que renunciaron a la ayuda de hasta 400.000 euros ofrecida por el Gobierno.

La industria ahorra 400.000 euros al mes gracias a sus placas solares

Una de las experiencias de éxito de Pamesa con las energías renovables es el uso de los tejados de sus instalaciones para colocar placas solares. Fernando Roig expuso que, con una superficie de 112.921 metros cuadrados «somos el principal parque fotovoltaico de autoconsumo de Europa». Esto se traduce en un ahorro en la factura eléctrica «sobre los 400.000 euros cada mes», y en el último mes alcanzó los 500.000», agregó.

Con la potencia instalada, de 20,79 megavatios, «podríamos abastecer a 4.670 viviendas». El presidente del grupo cerámico animó «a todo el mundo a que se ponga placas», por el ahorro energético y por la gran reducción de costes en los últimos tiempos. «Buscamos ser autosuficientes con más placas y baterías», comentó, tal y como se ha hecho en la nueva sede corporativa de Pamesa, en Vila-real.

Con estas medidas se produce un ahorro de 11.758 toneladas de CO2 que se emiten a la atmósfera. Además, se mantiene la reutilización de palés , mientras que un 8% de los productos fabricados procede del reciclaje.

Compartir el artículo

stats