Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oltra se va sin haber construido un solo centro para mayores en siete años en Castellón

La nueva titular del área deberá afrontar múltiples carencias y el malestar del sector en la provicnia

La exconsellera de Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, a finales de mayo en Castelló, cuando presentó el plan Convivint. GABRIEL UTIEL BLANCO

Aitana Mas, quien tomará en los próximos días el relevo de Mónica Oltra al frente de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, se enfrentará a un legado que, en la provincia de Castellón, incluye toda una lista de tareas pendientes como en repetidas ocasiones han denunciado los colectivos vinculados con la dependencia.

Uno de los asuntos que más preocupan es el hecho de que en siete años de gestión no se ha construido ni una sola residencia para mayores en este territorio, en un sistema que oferta 3.300 plazas, pero que necesitaría contar con 2.155 más para alcanzar las ratios que establece la Organización Mundial de la Salud.

De hecho, de la decena de geriátricos que la exconsellera se comprometió a poner en marcha en Castellón, tanto solo hay uno abierto, de gestión privada, en Vinaròs, y otro, el centro previsto en Sant Mateu, es el más avanzado, pero solo en el sentido de que está previsto el inminente inicio de las obras para su construcción.

Terreno en la calle Onda de la capital, donde se construirá una residencia. GABRIEL UTIEL BLANCO

En esta radiografía de objetivos incumplidos y, por tanto, de asignaturas pendientes, destaca también el proyecto de edificar una residencia de mayores en la calle Onda de la capital, que data de hace siete años, pero del que solamente existe por ahora una maqueta. La propia Oltra la mostró en mayo en una visita a Castelló en la que presentó el plan Convivint, que prevé 34 actuaciones y 77 millones de inversión. Toda una hoja de ruta, que se plantea a solo un año del final de la legislatura, el tiempo que, a priori, su sucesora va a tener para poner en marcha la ejecución.

Otro reto es el de poner fin al sangrante caso del centro para enfermos de alzhéimer La Pineda, completamente reformado, equipado y cerrado, pese a que hay ya una nutrida lista de espera, debido a que no se han completado los tramites necesarios para abrir.

El centro de Alzhèimer la Pineda, acabado, equipado y sin funcionar. Mediterráneo

Además de duras críticas para esta situación por parte de la patronal de residencias de mayores, las continuas reivindicaciones llevadas a cabo por la Plataforma en Defensa de la Ley de la Dependencia se centran ahora precisamente en la carencia de recursos asistenciales, pero también en la lentitud de acción en la Conselleria, así como la falta de «escucha» a las necesidades del colectivo.

El cierre en 2017 del centro de menores de Segorbe, en contra del que ha habido más de una decena de sentencias, es otra herida abierta a la espera de alguna actuación concreta de la Generalitat.

Compartir el artículo

stats