Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comercio de Castellón confía que las rebajas impulsen un consumo aletargado por la inflación

Una clienta mira camisetas y vestidos durante el primer día de rebajas, ayer en el Corte Inglés de Castellón. ANDREU ESTEBAN

Empiezan las rebajas. La gran mayoría de los establecimientos comerciales de Castellón dieron ayer el pistoletazo de salida a la campaña de descuentos de verano y lo hicieron con un relativo optimismo. Las altísimas temperaturas de los últimos días, la desaparición de las restricciones y las vacaciones a la vuelta de la esquina invitan a hacer planes y también a renovar el armario. Las promociones de hasta el 50% suponen una buena oportunidad, sobre todo si se tiene en cuenta que los bolsillos de las familias no están para demasiados excesos tras la escalada sin freno de los precios.

Aunque tradicionalmente las rebajas solían empezar el último lunes de cada mes de junio, desde el 2012 los periodos de descuentos no están regulados y la sensación general es que cada vez empiezan antes. Ayer lo hicieron todas las marcas del grupo Inditex, así como el Corte Inglés y buena parte del comercio tradicional. «Hay tiendas de la provincia que ya tienen colgado el cartel de rebajas y otras que esperan a los próximos días, aunque en cualquier caso las perspectivas son buenas», explica Tere Esteve, secretaria general de la patronal Covaco Castellón-Confecomerç, quien recuerda que el comercio de proximidad ofrece al cliente la posibilidad de encontrar artículos de temporada, de calidad y a buen precio. 

Clientes pasa frente a una tiende del centro comercial Salera de Castelló. ANDREU ESTEBAN

La inflación retrasa compras

El pequeño comercio confía en que las próximas semanas insuflen oxígeno al sector y las grandes superficies también ven el vaso medio lleno . «La campaña puede tener una evolución positiva tanto por la recuperación del gasto turístico como, sobre todo, por la reactivación de muchas decisiones de compra que, con motivo de la inflación, se han retrasado en los últimos meses», describen desde Anged, la Asociación de Grandes de Empresas de Distribución. 

Las rebajas servirán de estímulo para reactivar compras atrasadas y, sin duda, el segmento que más se beneficiará será el textil. «Las tiendas de ropa, calzado y complementos son unas de las que peor lo han pasado en los últimos años y también ahora, con el alza generalizado de precios. Por eso esta campaña de descuentos es tan importante para este sector en concreto», insiste Esteve.  

Una clienta mira camisetas y vestidos durante el primer día de rebajas, ayer en el Corte Inglés de Castellón. 

Compartir el artículo

stats