Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CONGRESO MUNDIAL TAURINO DE VETERINARIA EN CASTELLÓ

Los veterinarios se consideran indispensables para que el bou al carrer no desaparezca

Consideran que su desaparición daría argumentos a quienes van contra la fiesta

Los veterinarios de consideran indispensables para el futuro de los bous al carrer frente a quienes se oponen a ellos. Así lo considera el presidente del presidente del Consejo General de Veterinarios de España, Luis Alberto Calvo, en el Congreso Mundial Taurino de Veterinaria que se celebra en el Auditori de Castelló desde este jueves con más de 300 asistentes. La elección de Castelló como sede se debe a la trascendencia que estos festejos tienen en la Comunitat y, en particular en la provincia de Castellón.

Figura indispensable

Calvo señaló que la presencia de este especialista en estos eventos populares «no es una opción, es una figura indispensable y sobre todo por el bien de que sigan existiendo, porque si no, es un argumento que le estamos dando a los que están en contra de los bous al carrer y de todos los espectáculos que se celebran», dijo.

Protección del público y del animal

El presidente de este órgano señaló que el veterinario es fundamental para garantizar la protección del público a la hora de recibir el espectáculo, para garantizar el bienestar animal y por cuestión de salud pública, al certificar la idoneidad de ese ganado, que luego se libra al consumo. «Un facultativo que tiene que asegurar la idoneidad sanitaria y de las condiciones que deben darse para evitar el maltrato animal», añadió.

Bienestar animal

Aunque pueda sonar a contrasentido, señaló: «También lo estamos haciendo en los mataderos y es un caballo de batalla que viene marcado desde Europa. En el mundo de los toros velamos por estas condiciones porque tienen una repercusión muy importante en la salud pública y cultura de nuestro país desde tiempo ancestral», señaló. Por ello, sostuvo, su eliminación: «Sería un arma de cara a la gente que está en contra de la fiesta taurina, decir que nadie vela por el bienestar de los animales, que es un tema muy importante y cada vez lo es más», agregó.

Primera jornada del congreso mundial taurino de veterinaria, celebrado en el Auditorio de Castelló.

Pérdidas económicas

El congreso analizará el impacto del covid en la raza. Calvo resaltó que la crisis ha afectado mucho a las ganaderías porque han tenido ganado que no se ha podido lidiar y se ha tenido que llevar al matadero y usarlo con su aptitud cárnica, cuando su crianza es mucho más cara. También se abordarán las técnicas de reproducción asistida, ámbito que permite ganar dinero, tiempo, rentabilidad, calidad y genética para las explotaciones.

Rompeolas de los intereses económicos

Por su parte, Baudilio Fernández-Mardomingo abundó en que los veterinarios son garantes de que el público recibe el espectáculo que dice el cartel ofreciendo su dictamen al presidente para que este sea el que determine. Son el fiel de la balanza y el rompeolas de los intereses económicos, situándose en medio del ganadero, los profesionales y el público, para defender a este último», señaló.

Afición

Fernánez-Mardomingo defendió que el veterinario taurino tiene que tener profesionalidad pero también afición y tiene que ir a los festejos, porque de todo se aprende. «Tiene que tener afición, yo diría que desmedida y tiene que ser vicioso de los toros. No basta solo con ir a la facultad y asistir a congresos y cursos de formación continuada, hay que conocer y observar», adujo.

"El veterinario taurino tiene que tener profesionalidad pero también afición y tiene que ir a los festejos"

decoration

Compartir el artículo

stats