Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FONDO DE SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA ELÉCTRICO

El Gobierno recula y aplaza el plan que grava el gas de las azulejeras

El proyecto busca bajar el precio de la luz, pero a costa de cargar el resto de energías

La puesta en marcha del fondo puede suponer un nuevo coste a la industria cerámica. IVÁN CHECA

El sector cerámico de Castellón consigue ganar tiempo, y por el momento no se aprobará una controvertida medida del Gobierno que supondría un sobrecoste añadido en su factura energética. Después de que tanto la agrupación de fabricantes azulejeros, Ascer, como la asociación de esmaltes, fritas y colores cerámicos, Anffecc, mostraran su postura contraria a los planteamientos del Ejecutivo junto a numerosas organizaciones industriales de todo el país, finalmente se ha optado por aplazar la decisión hasta, al menos, el mes de septiembre.

La fuente de controversia es el fondo nacional de sostenibilidad del sistema eléctrico (FNSEE), un mecanismo que tiene como efecto incrementar los gastos a industrias con un elevado consumo de gas, como el clúster castellonense.

El motivo radica en que la factura de la electricidad no solo refleja un coste por el consumo, sino que incluye otros apartados. Entre ellos, las bonificaciones que se conceden para las instalaciones de energías renovables, y que ascienden a unos 4.000 millones de euros al año. El actual Gobierno, a través del Ministerio de Transición Ecológica, pretende rebajar este apartado de la factura de la luz repartiendo esta carga al resto de energías, como el gas natural.

Plan poco oportuno

Desde Ascer manifestaron la pasada semana su «total rechazo» a la medida, que consideraban una forma de «torpedear la competitividad de la industria cerámica española que ya acusa una coyuntura complicada por los altos precios de la energía». Según sus cálculos, el sobrecoste ascendería a 210 millones de euros en el periodo 2022-2026.

Anffecc, por su parte, hizo cuentas el jueves pasado y afirmó que el incremento del coste energético para las compañías de esta rama alcanzaría un 14%, que se suma al fuerte impacto que ya sufren por la escalada de precios del gas natural y la electricidad. Las dos patronales señalaron la escasa oportunidad de una medida que ya fue aplazada por el efecto económico del covid, y que ahora vuelve a dejarse sobre la mesa.

Razones

El argumento para este aplazamiento, según señala Europa Press citando a fuentes parlamentarias, es que el nuevo paquete de actuaciones que aprobará hoy el Consejo de Ministros sería contradictorio con el fondo eléctrico. Desde el PP a nivel nacional celebraron la paralización, al considerar que este fondo eléctrico iba a suponer un nuevo impuesto a los sectores productivos. 

La cotización del gas natural sube un 60% en un mes, hasta los 133 euros

El indicador de referencia del gas natural, el mercado TTF holandés, vuelve a mostrar una preocupante tendencia al alza. La cotización del jueves se situó en los 133,35 euros por megavatio hora, un incremento de casi el 60% en el último mes. El 24 de mayo estaba en 84,5 euros. La guerra en Ucrania marca estos vaivenes, que en la cerámica se llevan un importante porcentaje de la facturación. En marzo del 2021 el precio era solo de 20 euros, y no hay expectativas de que se recuperen estas cifras. 


Compartir el artículo

stats