La Diputación de Castellón realizará tratamientos terrestres contra los mosquitos en el medio natural de 75 municipios de la provincia, entre los días 27 de junio y 1 de julio. Así lo ha anunciado el presidente de la institución, José Martí: «mantenemos activos todos los medios con los que cuenta el Plan Provincial contra los Mosquitos para reducir significativamente las molestias que originan unas plagas que están directamente relacionadas con el cambio climático».

Martí ha señalado que se pretende preservar el bienestar de la ciudadanía y ayudar a que el sector turístico pueda afrontar «en las mejores condiciones la temporada de la recuperación, tras dos años de pandemia». Al respecto, ha recordado que a la Diputación le corresponde actuar en las zonas de marjal y en el medio natural, pero «es competencia de los ayuntamientos realizar los tratamientos en las zonas urbanas de sus respectivos términos municipales».

Ofensiva sin precedentes

Martí incide en que la Diputación sigue desplegando «una ofensiva sin precedentes con tratamientos terrestres en las zonas de marjal y el medio natural en general, tanto en las poblaciones de costa como en las de interior», conforme a la hoja de ruta elaborada por los técnicos que están al frente del Plan Provincial.

Según la planificación, desde mañana y hasta el próximo viernes se llevarán a cabo tratamientos terrestres en los siguientes municipios:

Listado de los municipios que recibirán el tratamiento antimosquitos en las fechas previstas.

Listado de los municipios que recibirán el tratamiento antimosquitos en las fechas previstas. MEDITERRÁNEO

Más eficaz que los tratamientos aéreos

«Todos los expertos nos dicen que los tratamientos terrestres resultan mucho más eficaces que los aéreos, ya que con los vuelos solo es posible atacar larvas mientras que el tratamiento terrestre, además de con las larvas, también acaba con los mosquitos adultos», señala la responsable del área de Medio Natural en Diputación, María Jiménez, quien recuerda que el Plan Provincial se mantiene activo todo el año «aunque por razones obvias, en verano se intensifican los trabajos».

Por otra parte, Jiménez asegura que se ha incrementado un 30% las sesiones de tratamiento en toda la provincia a un coste «sensiblemente menor que en los dos ejercicios precedentes». La diputada también ha recordado que en el pleno de mayo de la institución se aprobó una modificación que ha permitido habilitar una reserva de 205.000 euros ante la eventualidad de que a lo largo de la temporada sea necesario realizar tratamientos aéreos.

Coordinación con los ayuntamientos

Jiménez ha destacado «la importancia del trabajo conjunto y coordinado que desarrollan la Diputación y los ayuntamientos». Al respecto, ha recordado que la institución provincial realizará estudios de vigilancia en las áreas urbanas de una serie de poblaciones, sobre las que emitirá posteriormente el pertinente informe que será trasladado a los ayuntamientos afectados para que estos, en el ejercicio de sus competencias, indiquen a las empresas que tienen contratadas en qué zonas urbanas y con qué intensidad tienen que realizar tratamientos.

Los municipios en los que se desarrollará esta labor son: Viver, Jérica, Navajas, Altura, Segorbe, Castellnovo, Geldo, Soneja, Sot de Ferrer, Teresa, Sacañet, Bejís, Torás, El Toro, Barracas, Pina de Montalgrao, Benafer, Caudiel, Higueras, Pavías, Lucena del Cid, Castillo de Villamalefa, Villahermosa del Río, Cortes de Arenoso, Zucaina, Ludiente, Villanueva de Viver, Fuente la Reina, Puebla de Arenoso, Montanejos, Montán, Arañuel, Cirat, Torrechiva, Toga, Argelita, Sorita del Maestrat, Palanques, Villores, La Todolella, La Mata de Morella, Olocau del Rey, Portell de Morella, Castellfort, Vilafranca del Cid y Ares del Maestre.