Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL IMPACTO ECONÓMICO en 2021 SUPERÓ LOS 223 MILLONES EN CASTELLÓN

Los turistas se dejan una cuarta parte de su gasto en ir de compras en Castellón

Siete de cada diez euros los invierte el visitante con segunda residencia; y el que menos, el del cámping. La vuelta de los festivales activará la alimentación y bazares y el sector prevé una venta estival precovid

Un negocio comercial de Benicàssim, en la calle Bisbe Serra (playa l’Almadrava), aprovechará el tirón del turismo. Eva Bellido

El comercio en Castellón, ya con el motor acelerado en plena campaña de rebajas de verano, tiene ante sí la oportunidad de sumar más ventas con la progresiva llegada de los turistas, tanto los que se hospedan en segunda residencia como en alojamiento reglado. Durante el 2021 los visitantes que pasaron sus vacaciones y escapadas en la provincia de Castellón (3.287.761, que realizaron 19.415.417 pernoctaciones) gastaron en total 950 millones de euros; y de ese presupuesto destinaron casi una cuarta parte, 223,2 millones de euros, en productos del comercio local, unos 68 euros por persona.

Así lo atestigua el informe de la Oficina Pateco del Consejo Superior de Cámaras de la Comunitat, que recoge un dato curioso cómo que el 70% del impacto económico del turismo en establecimientos comerciales llega del propietario de segunda residencia venido del resto de la Comunitat o de España para pasar su tiempo de descanso --pues además de la compra semanal en los supermercados suele efectuar desembolso en equipamiento para este hogar secundario--. Le sigue en importancia, con casi un 14% del gasto efectuado, aquel cuya estancia se desarrolla en un alojamiento hotelero; en el puesto número 3 figura, con un 11%, muy igualado, el cliente de apartamentos turísticos y de casas rurales; mientras que en último lugar se encuentra el turista de cámping, con un 5,6%, que es el perfil que menos dinero gasta en las tiendas de Castellón.

Repercusión de los macroeventos

Un perfil con estancia exprés es el público de festivales de música (Benicàssim, Burriana, Peñíscola, Castelló, etc.), que regresan con fuerza, tras veranos de atonía por la pandemia. La secretaria general de Confecomerç Castellón, Tere Esteve, valoró que «llega más gente y se eleva el gasto, pero se limita a alimentación y bazares; y no tanto en el textil». Con todo, Esteve apuntó que «en las zonas costeras y turísticas el pequeño comercio asociado abrirá los domingos en Benicàssim, Peñíscola, etc. Es algo que dan por supuesto porque en muchos casos el grueso de sus ventas se basan en la campaña turística estival». El sentir general es que «las ventas suban y se dé una pequeña recuperación, al menos, llegando a datos del 2019». 

Desde la Asociación de Comercios y Servicios de Benicàssim, Mercedes Soria, detalló que las expectativas de venta para este verano «son altas, pues tras dos años de restricciones, la gente quiere salir y disfrutar». Eva Badía, del comercio de artículos de playa, juguetes, ropa y calzado Eva Benicàssim, confía en que sea «un buen verano, el anterior ya lo fue, pues la gente venía con ganas después de los confinamientos». «Y este año, abril y mayo ya han sido mejores y junio apunta bien». En la playa optarán por abrir los domingos «todos los comercios», y en el casco urbano «alrededor del 20%, como es el caso de Loto Moda, de ropa y complementos, entre otras». Informa: Eva Bellido. 

hándicap: Los comerciantes piden más potenciar el turismo en la capital, como València o Alicante

El próximo domingo, 3 de julio será el único festivo aperturable autorizado en rebajas de verano para grandes superficies en Castelló (Salera, El Corte Inglés o Estepark,...). Ya desde el día 19 en las zonas de gran afluencia turística las grandes superficies pueden abrir todos los domingos (bazares chinos, Consum, Mercadona, etc... en Vinaròs, Benicàssim....etc.), pero en esta lista no está Castelló capital, que nunca lo ha solicitado y no está incluido, a diferencia de Valencia y Alicante que sí tienen ese estatus. «En la ciudad no se abre domingos porque siendo realistas no hay turismo en la capital en verano --el Grau es distinto--. Si ya no se abre en festivos de Navidad, ahora menos... Hay que enfocar distinto el turismo y ofrecer más atractivos. Incluso cuando llegan cruceros eligen ir a Morella, Peñíscola o València y no Castelló», indicaron desde Confecomerç.


Para saber más...

  1. Los comercios de ciertas zonas de gran afluencia turística de Valencia y Alicante podrán abrir todos domingos y festivos desde el 19 de junio, de manera ininterrumpida, hasta enero del 2023.
  2. El 3 de julio. Del 19 de junio al 15 de septiembre pueden abrir domingos y festivos en Alcalà de Xivert, Almenara, Benicarló, Benicàssim, Moncofa, Orpesa, Peñíscola, Sant Mateu, Segorbe, Vinaròs y Xilxes.


Compartir el artículo

stats