Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EFECTO DE LOS SOBRECOSTES

Las nuevas promociones de obra privada en Castellón subirán un 30% su precio por la inflación

Las obras que hay ahora en marcha no paran, pero los constructores han visto mermar su beneficio

Imagen de archivo de una obra en Castelló. MANOLO NEBOT ROCHERA

El rápido incremento de los precios de las materias primas en el sector de la construcción pone en jaque a las empresas que se dedican a trabajar para las administraciones. En los últimos meses el número de licitaciones que han quedado desiertas en Castellón se ha multiplicado por cinco en un año, hasta llegar al 6,45%. La principal razón esgrimida por la patronal autonómica de contratistas está en que los concursos públicos no han actualizado los sobrecostes, de forma que es imposible ejecutar las inversiones previstas sin que la constructora pierda dinero.

El alza de los costes en materiales como la madera, el hormigón, el hierro o el aluminio, también afecta a las obras privadas, especialmente los bloques de viviendas, aunque en este caso apenas hay casos de promociones paralizadas por la inflación. Especialmente en aquellos puntos de la provincia donde se detecta un mayor interés por adquirir una vivienda, como en la capital. 

Lo que sí se detectará es un fuerte aumento de precios en las futuras construcciones. Fuentes consultadas del sector indican que si la media de las materias primas se ha elevado en un 30% desde finales del pasado año, un porcentaje muy similar se aplicará a los futuros clientes. También advierten de que algunos planes que estaban en una fase muy inicial se van a ralentizar, a la espera de ver cómo evoluciona la situación en los próximos meses.

Desde el grupo Pardo señalan que antes de iniciar las obras «hay un largo proceso», que comprende la adquisición de los terrenos, la búsqueda de financiación y contar con un número suficiente de personas interesadas en comprar una propiedad. Una vez se da el paso y empieza la construcción «si el proyecto está en marcha lo lógico es seguir adelante», aunque el promotor gane menos dinero del previsto. Algo que no ocurrirá en sus próximos proyectos, cuyos precios estarán dimensionados a las actuales circunstancias.

Estabilidad

El presidente de la federación de contratistas de la Comunitat (Fecoval), José Luis Santa Isabel, destacó que la fuerte escalada en la cotización de las materias «se ha moderado; no significa que hayan bajado los precios, pero al menos no crecen a la misma velocidad de los últimos meses», con lo que es más fácil que se cumplan los presupuestos, y por tanto los constructores conserven los márgenes de beneficio habituales.

Indicadores como los visados de obra en la provincia muestran que por el momento se mantiene la inercia positiva del 2021. Los datos más recientes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana revelan que en el primer trimestre se sellaron 430 documentos para nuevas construcciones, lo que supone un aumento del 22,5% sobre el arranque del ejercicio anterior. Una tendencia que, según Alberto Menasanch, desde Fincas La Plana, se mantendrá a corto y medio plazo. «La gente quiere invertir y hay quien necesita comprar», indica. 

Compartir el artículo

stats