La Dirección General de Tráfico (DGT) ha publicado el listado de los 50 radares fijos y de tramo que menos se respetaron en el 2021 en España, esto es, los que más multas por velocidad interpusieron. Una relación en la que aparece un punto de control de la provincia.

El cinemómetro que más denuncias generó el pasado año está muy cerca de Castellón, concretamente en el kilómetro 478 de la AP-7, en Sagunto. Fueron 60.525 las multas generadas en este punto, que soporta a diario un gran flujo de tráfico. El segundo en la lista está en Navarra, en la A-15, y el tercero en Málaga, en la A-7.

Radar de Castellón

El radar de la provincia que aparece en esta lista lo hace en última posición, la 50ª. Está situado en el kilómetro 960 de la N-340, en les Alqueries, en dirección a València. Durante el año pasado, en dicho punto se generaron 11.735 denuncias, es decir, más de 32 al día.

Les Alqueries. En la N-340, en el km. 960 se sitúa uno de los radares fijos que más multa Manolo Nebot

Significa, sin embargo, una mejora de cifras en lo que a seguridad vial se refiere, ya que este mismo cinemómetro aparecía en el listado del 2020 pero en la posición 17ª, con casi 19.000 denuncias interpuestas.

Un radar que sale de la lista

En la relación de radares que más multan del año pasado salía un segundo punto de control de la provincia que este año no aparece. Se trata del que está situado en el kilómetro 390 de la AP-7, en el término municipal de Alcalà de Xivert. Este es uno de los que aparecía todos los años en esta clasificación, por lo que todo apunta a una mayor concienciación de los conductores.

El radar fijo de la AP-7 de Alcalà, una 'maquina' de multar

Hay que recordar, en este sentido, que la localización de los radares fijos es pública y que puede ser consultada por cualquier conductor.