Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

INDUSTRIA

La cerámica de Castellón se fija en Teruel

Los grandes del sector azulejero aceleran sus planes de explotaciones de minas en la provincia vecina ante la falta de suministro desde Ucrania

Explotación de mina de arcilla en Teruel. Mediterráneo

Teruel existe, y mucho, para los fabricantes de cerámica de Castellón. Especialmente por sus materias primas. La guerra en Ucrania tuvo como efecto el corte de suministro de arcillas blancas, muy utilizadas por su elevada calidad. En las semanas previas al estallido del conflicto se hizo un importante acopio de materiales, pero el sector tuvo que actuar desde el primer momento para evitar que la falta de arcillas supusiera un parón en la actividad. La coincidencia ha hecho que varios proyectos ya tramitados cristalizaran en los últimos meses. Mientras, ya hay nuevas iniciativas por el camino.

El intento de ser autosuficientes

El principal fabricante de Europa, el grupo Pamesa, tiene desde hace tiempo el objetivo de llegar a ser autosuficientes en el suministro de arcillas. Y es precisamente Teruel el punto que más explotaciones ha incorporado en los últimos tiempos. El ejemplo más repetido es el de la mina Elena, en la localidad de Estercuel, en la que piensan extraer una media de 600.000 toneladas anuales. Este año han conseguido cumplimentar todos los permisos para inIciar las extracciones. Además, desde el 2018 cuentan con otra explotación en Galve, y al año siguiente arrancaron con Valdecastillo, mina localizada en el municipio de Seno.

La compra del grupo Azuliber ha supuesto la incorporación de diferentes activos relacionadas con este área. Uno de ellos es la mina Pilón, que se encuentra en Mas de las Matas. El presidente de Pamesa, Fernando Roig, indicó el 16 de junio en la presentación de los resultados anuales que con esta actividad en las minas y acuerdos alcanzados para obtener arcilla de Rumanía y feldespatos de Marruecos no habrá falta de suministro.

Una planta para tratar arcillas

Una de las novedades más recientes tiene que ver con el acuerdo alcanzado entre el grupo Porcelanosa y el municipio de Alcorisa para que el fabricante con sede en Vila-real ponga en marcha una planta de tratamiento de arcillas. El proyecto abarca una extensión de 61.672 metros cuadrados, y generará desde el arranque de la actividad 12 puestos de trabajo, con la expectativa de se amplíe de manera progresiva. El convenio, firmado entre el alcalde de Alcorisa, Miguel Iranzo, y el consejero ejecutivo de Porcelanosa José Meseguer, está a expensas de obtener las autorizaciones pertinentes por parte de las autoridades aragonesas, con la mirada puesta en comenzar a funcionar el próximo año. La ubicación no es casual, porque Alcorisa se encuentra cerca de diferentes explotaciones mineras de Porcelanosa en la zona. La planta pretende operar de forma más eficiente.

Ucrania también se ubica en la zona

Además de buscar proveedores alternativos y fiables, también las empresas de Ucrania se mueven para superar los efectos que genera la contienda bélica. El caso más notable es el de la empresa Vesco, que supone la segunda más importante del mundo en la comercialización de arcilla. Ante la imposibilidad de poder extraer materiales en su propio país, y las expectativas de los esfuerzos y tiempo a destinar para recuperar las infraestructuras cuando el conflicto acabe, Vesco ha iniciado los trámites para explotar hasta 21 explotaciones en Teruel. Además, ya opera en otras dos solicitadas tiempo atrás, ubicadas en Berge y Estercuel. Los propósitos de Vesco no solo se limitan a la extracción y tratamiento de las arcillas, sino que también han planteado la puesta en marcha de una red de transporte, a fin de facilitar la llegada de estos productos a sus clientes. Que son en su inmensa mayoría fábricas de cerámica de la provincia de Castellón.

Todo el material de Teruel no es suficiente para garantizar toda la producción azulejera. De las arcillas de importación destaca el auge de Portugal, cuyas empresas extractivas están interesadas en aumentar su presencia en PortCastelló. En todos los casos, uno de los factores fundamentales es la proximidad. De esta manera hay un ahorro en el transporte, ahora que los costes de combustible y fletes están altos.

El papel de las administraciones

A los intereses en la provincia vecina hay que sumar los proyectos ubicados en la propia Comunitat. Uno de los planes más avanzados es el de la mina Mancilla de l’Alcora. Es un proyecto que ha incorporado Pamesa al hacerse con Azuliber. La declaración de impacto ambiental se resolvió de manera favorable en apenas cuatro meses, pero esto es una excepción en el territorio autonómico, si bien en los últimos tiempos han tomado medidas para agilizar trámites. En cambio, Aragón tiene unos periodos más cortos, como los dos años para dar el ok a Elena

Compartir el artículo

stats