Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MEDIO AMBIENTE

Los expertos instan a adaptar y flexibilizar horarios ante el calor en Castellón

Piden incluir el estrés térmico en la prevención de riesgos y protocolos ante el cambio climático

Una mujer cruza la avenida Valencia de Castelló, este lunes a mediodía GABRIEL UTIEL BLANCO

Este mes de julio está siendo atípico por la concatenación de días de altas temperaturas seguidos. Una situación ante la cual los expertos instan a adaptar y flexibilizar horarios, especialmente teniendo en cuenta que esta puede ser una tendencia los próximos años debido al cambio climático.

Cambio de hábitos

El catedrático de Climatología de la Universitat Jaume I, José Quereda, señala que «lo inusual de esta ola de calor está siendo su duración». Un ejemplo. Castelló ha registrado 16 noches ecuatoriales con mínimas sobre los 25° y la temperatura media del mes está siendo de 28°, es decir, 2,5° sobre la del periodo 1976-2020. También la temperatura del mar es superior a lo normal en estas fechas situándose en torno a los 29º. Algo que, según indica, va en coherencia con el proceso de cambio climático. «Un escenario que plantea la necesidad de medidas de mitigación no sólo en nuestro sistema energético y de conservación del ecosistema forestal, sino en los hábitos de consumo y de trabajo en todas aquellas actividades posibles», señala este experto. 

Efectos del exceso de calor

Según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo, el exceso de calor corporal puede aumentar la probabilidad de sufrir accidentes en el trabajo, agravar dolencias previas o la aparición de enfermedades tales como síncopes, agotamiento o golpe de calor, este último puede llegar a provocar la muerte. Factores personales como obesidad, edad, fármacos o mala forma física pueden incrementar los riesgos, así como ciertos trabajos al aire libre (construcción, agricultura) o lugares cerrados (fábricas cerámicas, hornos, invernaderos...).

Medidas

Desde la Unió de Llauradors, Carles Peris, señala que «una ola de calor tan continuada, con temperaturas tan altas puede generar decaimiento y algún riesgo de golpe de calor. Nosotros recomendamos hidratarse muy bien y estamos adelantando la jornada laboral, reduciendo horas de trabajo e intentando pasar esta fase, ya que prácticamente desde que entramos en el mes de junio hasta ahora prácticamente llevamos dos meses que están siendo muy duros».

Juan Carlos Gascó, médico de salud pública del centro de Castelló recomienda a organizar el trabajo en aquellas actividades que requieran mayor esfuerzo físico fuera de las horas centrales del día y disponer de puntos de hidratación próximos al puesto de trabajo». También aconseja prestar atención a la indumentaria con el uso de ropa adecuada, ligera, de colores claros y transpirable. También insta a aumentar las pausas en la jornada cuando sea posible en lugares frescos y alejados de la exposición solar.

Reivindicaciones sindicales

Desde el área de salud laboral de UGT han instado a las empresas a hacer protocolos de trabajos ante elevadas temperaturas y que se cumplan, así como a hacer una revisión en profundidad de la ley de prevención de riesgos laborales, porque no contempla estas situaciones. «Se necesita legislación acerca de qué ritmos de descanso hay que tener, qué descansos se tienen que dar, acerca de trabajar al sol etc», señala Teresa Zambudio, técnica de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT comarques del Nord, que añade que los sectores más afectados son limpieza viaria, jardinería, construcción, mantenimiento de carreteras, servicios forestales y sector cerámico. Asimismo, Alejandro Molina, desde CCOO, pedía que se incluya el estrés térmico en los planes de prevención de riesgos laborales y la implantación de un plan de acción para la protección de la salud durante los episodios de calor. Acontecimientos ante los cuales debería de realizarse una evaluación del estrés térmico y siendo responsabilidad del empresario prevenir esos riesgos.   

Prevención

Las máximas darán un respiro este martes y miércoles en Castellón, si bien las mínimas seguirán elevadas en el litoral. Benafigos no bajó de los 28,3 grados la madrugada del lunes y también fue complicado dormir en la Serra d’Engalceran (27,6) y la Serratella (27,8). Durante la jornada destacaron los altos valores de Montanejos (37,6), Torás (37,3) y Albocàsser (37,1). Ya por la tarde, las tormentas llegaron a puntos del interior. De nuevo hoy puede haber tormentas con granizo y chubascos fuertes en el interior.  

Compartir el artículo

stats