Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LOS SOBRECOSTES NO PARAN DE CRECER

El gas alcanza los 200 euros y la cerámica de Castellón avisa de paros forzosos

Los malos augurios de la patronal Ascer sobre los precios «se quedan cortos»

Las fábricas de cerámica de Castellón sufren por la escalada del precio del gas, GABRIEL UTIEL BLANCO

Esta semana ha estado marcada por la negociación sobre el ahorro del 15% de consumo de gas natural en el conjunto de la Unión Europea, aunque el precio de la principal materia energética para la cerámica sigue dando quebraderos de cabeza. En estos días se ha rebasado otra barrera psicológica, la de los 200 euros por megavatio hora, según el indicador de referencia europeo, el TTF holandés. Un fuerte incremento si se tiene en cuenta que la media de mayo fue de 94 euros. Más del doble. Y diez veces más que los 20 de marzo del 2021. Todas las tablas de multiplicar pueden aplicarse a una escalada que no tiene fin.

El secretario general de la patronal azulejera Ascer, Alberto Echavarría, expuso que con esta fuerte subida «me temo que va a dar igual el porcentaje de ahorro» aprobado por Bruselas para hacer frente al próximo invierno. Con el precio alcanzado esta semana «toda la industria tendrá que parar», ya que hace «justo un año el gas cotizaba a 22,90 euros. El ahorro vendrá por la parada forzosa, caída de producción, empleo y entrada en recesión», detalló.

Fuentes de Ascer añadieron la coyuntura «es muy negativa, ya que cotizaciones por encima de los 80 euros son inasumibles para la industria». La organización recordó que recientemente hicieron públicas sus previsiones sobre gasto energético para el conjunto del 2022. «Se estimaba que la factura de gas podía crecer en torno a un 146% en base a los precios registrados los primeros cinco meses de 2022, pero de seguir la tendencia actual, la previsión se quedará bastante corta».

Procedencia del gas que llega a España. J. A. Mampel

Desde el segmento de fritas y esmaltes, el secretario general de Anffecc, Manuel Breva recordó que estas compañías llevan «muchos meses soportando unos precios del gas excesivos, que están mermando fuertemente nuestra cuenta de resultados». Un fuerte sobrecoste del que «no tenemos de momento una fuente de energía alternativa», citó el propio Breva.

A la espera

Europa ya se ha puesto de acuerdo sobre el ahorro de gas, que en el caso de España se ha situado sobre el 7%, gracias a que la capacidad de almacenamiento ya está cercana al 80%. Aun así, desde Ascer y Anffecc todavía no se atreven a valorar la deliberación de los Veintisiete, a la espera de conocer los detalles concretos, y saber cómo puede afectar de manera directa a la industria. En cuanto a la procedencia del gas español, la mayoría sigue viniendo de Argelia, con un 31,3% en el último año, aunque es un porcentaje inferior al del pasado, mientras que Estados Unidos se acerca, con un 26,7% del total. 

Compartir el artículo

stats