Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ejecutivo resta importancia a la demanda de Sudáfrica a la medida contra las plagas

Planas controlará el tratamiento en frío a naranjas y dilata la inclusión de mandarinas

El Gobierno no da fecha para la extensión a otros cultivos como reclama el sector

El president, Ximo Puig, durante la reunión que mantuvo en el Palau con el ministro de Agricultura, Luis Planas. MEDITERRÁNEO

Cara y cruz. La visita de este viernes del ministro de Agricultura, Luis Planas, a la Comunitat Valenciana provocó sensaciones discordantes entre el sector de la citricultura, pues aunque prometió intensificar el control a la aplicación del tratamiento en frío a los cítricos procedentes de terceros países con la presencia de plagas, siguió sin avanzar en la inclusión de otros cultivos como la mandarina a esta herramienta de protección que cuenta con el respectivo aval de la Unión Europea. 

Planas mantuvo una reunión con el president, Ximo Puig, en el Palau de la Generalitat tras la que garantizó que «no va a entrar ni una sola naranja que no sea tratada en frío en las condiciones prescritas y nosotros nos vamos a encargar, sobre todo midiendo la temperatura de la pulpa», a la vez que puso en valor la exigencia adoptada el pasado 14 de julio, la cual afecta principalmente a naranjas de terceros países donde están presentes plagas como la polilla del naranjo. «Quien no cumpla las normas tendrá que quedarse en puerto o volver atrás», añadió.

Para más tarde

No obstante, uno de los principales asuntos del encuentro giró entorno a la extensión del tratamiento a las mandarinas y los pomelos. Así lo defendió el president, Ximo Puig, señalando que se trata del nuevo objetivo marcado desde la Generalitat. Planas también se abrió a exigir dicha ampliación del tratamiento, aunque por ahora sin establecer plazo concreto alguno y dejándolo para más tarde: «Estaremos atentos para, en el momento oportuno, reclamar la extensión», explicó en su participación en la asamblea de la interprofesional citrícola española Intercitrus, cuyo hasta ahora presidente, Enrique Bellés, le recordó que existe el mismo riesgo fitosanitario en la mandarina que en otros cultivos, en línea con los argumentos de la nueva representante de la entidad, Inmaculada Sanfeliu.

Producto sensible

Con la interprofesional, Planas también defendió la catalogación de los cítricos como «producto muy sensible» de cara al proceso de revisión del acuerdo comercial entre la Unión Europea y África Meridional. Lo hizo, según denunció la Unió de Llauradors, casi un año después de remitir un escrito con esta demanda a la Comisión Europea, sin que se hayan producido avances aparentes más allá de haber abierto el debate.

El secretario general de la Unió, Carles Peris, valoró que el ministro no anunció «nada nuevo» en su visita y le instó «a seguir trabajando para incluir mandarina y pomelo», a la vez que incidió en que desde la entidad «seguiremos las detecciones de plagas en frontera para ver el cumplimiento real de la medida por parte de Sudáfrica». En la jornada, el ministro de Agricultura anunció varias líneas de ayudas, una de ellas centrada en paliar el impacto de la guerra en Ucrania, que aunque es bien recibida, Peris valora que no llega a cubrir los costes al haberse disparado.

Disputa

Por otro lado, Planas hizo mención a la denuncia de Sudáfrica interpuesta contra el tratamiento en frío ante la Organización Mundial del Comercio: «No tenemos ningún miedo, puesto que la medida ha sido adoptada en un procedimiento administrativo transparente y nadie pone en tela de juicio a otros países». 

Compartir el artículo

stats