La Diputación de Castellón inicia el mes de agosto aplicando fumigaciones terrestres en las principales localidades turísticas del litoral para minimizar al máximo las molestias que origina la proliferación de mosquitos en las vecinas y vecinos habituales y los turistas. Entre los objetivos también destaca la voluntad de apoyar a las empresas del sector turístico en el verano de la recuperación tras la pandemia. Por ello, entre los días 1 y 5 de agosto desde la dirección del Plan Provincial contra los Mosquitos se han programado tratamientos por tierra en Almenara, La Llosa, Xilxes, Moncofa, Borriana, Nules, Almassora, Castelló de la Plana, Benicàssim, Oropesa, Cabanes, Alcalà de Xivert, Torreblanca, Benicarló, Peñíscola y Vinaròs.

Es una información ofrecida por la diputada provincial de Medio Natural, María Jiménez, quien ha recordado que «la lucha contra los mosquitos en el conjunto de la provincia es una prioridad del equipo de gobierno progresista de la nueva Diputación». Por esta razón, durante la semana laboral que empieza mañana lunes se aplicarán tratamientos en 36 municipios de la provincia, tanto de la costa como del interior».

Mapa de las fumigaciones contra los mosquitos que realizará los mosquitos.

Mapa de las fumigaciones contra los mosquitos que realizará los mosquitos.

Jiménez ha recordado que «actuamos conforme la hoja de ruta que marcan los técnicos», razón por la que «siguiendo las recomendaciones de los expertos, optamos por acometer tratamientos terrestres, que son los más efectivos». Ha añadido que «mientras la fumigación aérea solo es eficaz contra las larvas, la terrestre ataca a las larvas y a los mosquitos adultos». Además, reitera que «con la normativa europea vigente, los vuelos resultan excepcionales y solo se pueden aplicar cuando no es posible acceder por vía terrestre a zonas con agua estancada y con la autorización previa de la Conselleria de Sanidad Universal y Pública».

Por último, ha referido que «la Diputación trata en el Medio Natural» y que «corresponde a los ayuntamientos hacerlo en las áreas urbanas». Además, la institución provincial trabaja de «forma coordinada con los municipios, a los que asesora y periódicamente entrega un informe de situación, para que sus responsables sepan cuándo y dónde deben actuar las empresas de fumigación que han contratado».