Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Y SI ELIGES LA montaña...OJO A LOS RESIDUOS Y ‘STOP AL FUEGO’

La moda del picnic se impone en un verano ‘low cost’ en Castellón

La provincia ronda las 50 áreas recreativas equipadas con bancos, mesas y juegos infantiles donde tomar un refrigerio. Pero cualquier playa, río o paseo se convierte estos días en improvisado comedor al aire libre

Áreas recreativas de Castellón. Mediterráneo

Cervezas y refrescos en la nevera portátil, tortilla de patata, ensaladilla, pinchos y sandía cortada a tacos. Los menús de picnic en Castellón van desde las recetas más tradicionales a las más elaboradas pero siempre tienen como destino, ahora en verano, la playa y la montaña --en pleno monte, una zona junto al río, el pantano o la poza--. Castellón cuenta con casi 50 áreas recreativas acondicionadas con diferentes servicios: desde los típicos merenderos con bancos y mesas de piedra o madera; a los juegos infantiles y columpios; fuentes o párking.

Bajo la sombrilla en la arena o a la sombra de los pinos, ante el sofocante calor, pandillas de amigos y familiares se dan cita para comer o cenar en zonas con vistas privilegiadas y baratas.

Cala Pebret de Peñiscola. Mediterráneo

Zonas con servicios

Desde la Conselleria de Transició Ecológica cuentan con un listado donde consultar todos los equipamientos de cada área recreativa. Son espacios ubicados en montes o terrenos forestales públicos están debidamente acondicionadas y autorizadas para su utilización en estancias de día para actividades recreativas y de aire libre, «pero no está permitido pernoctar en las mismas», recuerdan.

En Ayódar, tras una jornada de escalada.

En su propia web destacan con fichas espacios con área recreativa como el embalse de María Cristina, en l’Alcora, con capacidad para 90 personas, con dos paelleros y mesas de hormigón bajo una pinada de carrasco, dispone de aparcamiento.

AREAS RECREATIVAS CASTELLÓN Mediterráneo / Raquel Ahicart

Altura cuenta con las instalaciones del barranco de la Torrecilla, con pinos, mesas y paellero y una capacidad para 30; pero también alberga los Llanos de Gaetano, con mesas, paellero, fuente, párking y un aforo de 200, rodeada de pinar y muy próxima al paraje natural de las Torrecillas.

Salto de la Novia en Navajas. Rafael Martín

En Barracas, la Estación del Palancar es un área recreativa (para 80) situada junto a la antigua estación de tren de a vía minera de los Ojos Negros, reconvertida a refugio forestal. Rodeado de carrascas y pinos, dispone de mesas, paellero, fuente y zona de juegos, además de aparcamiento. El embalse del Sitjar, en Onda, (para un centenar) tiene paellero, mesas d hormigón y y párking. Bajo una pinada de carrascos, delimita la zona el pantano y la carretera.

Paisajes y aforos

En la Pimpollada, en Pina de Montalgrao, pueden darse cita hasta 60 personas en un área entre pinos ródenos, con mesas y paellero, en la subida hacia el pico de Santa Bárbara. Justo Santa Bárbara es otra área en Pina (para 95), más extensa, se ubica ya junto a la ermita, a 1.404 metros de altitud, con mesas y paellero. Se accede a través de una pista de firme regular.

Hacia el norte, las Umbrías de Benifassà, en término de la Pobla, se sitúan en la cola del embalse de Ulldecona. Con aforo para 40, cuenta con mesas y zona de juegos, en un entorno de pinos halepensis, y es un lugar ideal para iniciar rutas por la Tinença.

En Segorbe se halla el Mas de Tristán, una instalación recreativa en plena Serra Calderona (para 40), con gran valor ecológico por sus alcornocales. Con fuente y mesas, se encuentra la Masía de Tristán, cerrada y antaño albergue .

La Tejería de El Toro, con paellero y mesas (para 25), está rodeada de campos de cultivo. El Estepar en Vilafamés (para 50) es otra alternativa, muy cera del pueblo, en una pinada, dispone de fuente, paellero y un pequeño párking.

Paraje del Rivet, en Benassal Tourist Info Benassal

Piscina en la zona del Rivet, en Benassal. Tourist Info Benassal

Fuera del canal oficial

Otros espacios se encuentran fuera de la ruta oficial pero no por ello tienen menos encanto. Como la zona de merenderos situada en la cala Pebret de Peñíscola, donde se puede tomar el almuerzo o la comida después de una caminata, con unas vistas privilegiadas al rompeolas del Mediterráneo, al más puro estilo ibicenco. En la Fuente de los Caños de Segorbe muchos se llevan la cena para compartir con amigos a la fresca. O en el antiguo cámping del Arenal de Burriana, la ermita de Vila-real o el Pinar del Grau de Castelló, donde además se usa a fondo el espacio para barbacoas.

Antiguo cámping del Arenal, en Burriana. Isabel Calpe

No dejar residuos en el monte ni usar paelleros cuando el nivel de prealerta por incendios así lo requiere es fundamental todo el año, pero más en verano. La brigada forestal de bomberos de Diputación así lo informa a los usuarios cuando se activa la alerta, «que se revisa a diario», dicen. 

Compartir el artículo

stats