Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

RESULTADOS DE JULIO

La recuperación del turismo anima el empleo en Castellón

El desempleo entre los menores de 25 años cae a la mitad en un mes

Una camarera en un establecimiento del centro de Castelló. Frank Palace

La crisis energética y la inflación hacen temer un otoño económico de turbulencias, pero el tirón de la actividad turística en un verano muy parecido al de antes de la pandemia puede más que los augurios. Al menos de momento, como reflejan los datos del paro. Castellón cerró el mejor mes de julio desde el año 2008, al reducirse las listas de solicitantes de empleo en 681 personas y quedarse en 35.151 personas. Así lo indican las cifras dadas a conocer por el servicio estatal de empleo, SEPE. Supone un 1,9% menos que a finales de junio, lo que la convierte en la octava provincia donde más bajó el desempleo en el pasado mes.

Una evolución que contrasta con el conjunto nacional, donde subió el paro en 3.230 personas. Y que mejora el indicador de la Comunitat, que también tuvo un balance positivo, aunque el descenso se quedó en un 0,84%.

Evolución por sectores.

Evolución por sectores.

La necesidad de contar con mano de obra en negocios relacionados con la hostelería y el turismo hace que el sector servicios haya reducido las listas de desempleo en 224 personas, si bien es el apartado de personas sin empleo anterior el que tiene mejores números, con 344 menos. Esto se debe a la necesidad de incorporar a gente en oficios vinculados al verano, especialmente en grupos como estudiantes o jóvenes con poca experiencia laboral. El dato por edades no deja dudas: si en junio había 4.020 parados registrados de menos de 25 años, un mes más tarde la cifra se queda prácticamente en la mitad, con 2.057.

El resto de apartados también presentan números satisfactorios. La industria, a pesar de la escalada de costes y el efecto de la guerra en Ucrania, reduce las listas en 30 personas. Asimismo cae la agricultura, que pese a estar en temporada baja, especialmente de la recolección de cítricos, ve disminuir el paro en 107 personas. La única rama que rompe la tendencia general de julio es la construcción, donde aumenta el desempleo en apenas 24 personas.

Afiliación y contratos

El otro indicador que marca la salud laboral es el referido a la afiliación a la Seguridad Social. En la provincia vuelve a rebasarse la barrera del cuarto de millón de inscritos, con 251.493 personas, un aumento de 2.733 respecto al mes anterior y una mejora porcentual del 1,10%. Las comparaciones vuelven a dejar a Castellón en una buena posición: la Comunitat tuvo una subida de apenas el 0,11%, mientras que en el conjunto de España el retroceso fue del 0,04%.

Comparación entre los datos de Castellón y del conjunto de España.

Comparación entre los datos de Castellón y del conjunto de España.

El apartado de contrataciones deja entrever más matices a los buenos datos generales. Se firmaron 21.038 contratos, lo que supone un retroceso del 0,59% respecto a junio. También significa una caída del 9,77% respecto a julio del 2021. En este caso hay que tener en cuenta el impacto de la reforma laboral, que ha elevado el empleo indefinido a diferencia de la anterior tendencia de sumar muchos contratos de un corto espacio de tiempo. Aún así la mitad de las contrataciones de julio fueron fijas, con 10.593 en Castellón. Un 426,49% más que hace un año. En el acumulado de los primeros siete meses de este 2022, el 44,27% de las firmas para incorporarse a un trabajo en la provincia son indefinidas, muy por encima del 37,75% de la Comunitat y el 35,34% de la media española. Ahora se está a la expectativa de la tendencia que puede marcar el empleo cuando acabe este verano. 

La construcción cree que el mal dato será pasajero

El sector de la construcción, desde el inicio de la pandemia, es uno de los que ha tenido un mejor comportamiento en Castellón. En esta ocasión es el único que rompe la tendencia positiva de julio, aunque con un aumento del desempleo muy limitado. El coordinador de la patronal provincial de los constructores (Apecc), David Ruiz, indica que este hecho es coyuntural, «ya que sigue funcionando bien en las obras de particulares, con la reforma de viviendas y las inversiones ligadas a fondos para la mejora de la eficiencia energética». Según destaca Ruiz, «falta mano de obra y cualquier persona capacitada en este oficio tiene trabajo prácticamente asegurado». Incluso apunta a que este verano hay más obras en marcha, «porque hay empresas con lista de espera». Una visión diferente es la que aporta cuando se fija en las actuaciones a cargo de las administraciones públicas. «Muchas obras licitadas se han interrumpido o han quedado desiertas por no haber previsto el incremento del coste de materiales, lo que puede afectar al empleo de empresas dedicadas a este segmento», concluye. 


Compartir el artículo

stats