Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

IMPACTO DEL CAMBIO

El nuevo reglamento de Costas ampara los 37 chiringuitos de Castellón pero limita su tamaño

La norma incluye la prohibición de desarrollar varias alturas en los locales

Un chiringuito en Peñíscola ALBA BOIX

Los cambios en el reglamento general de Costas en cuanto a servicios de temporada como los establecimientos de venta de bebida y comida, es decir, los conocidos como chiringuitos tendrán un impacto contenido en Castellón.

La nueva norma ampara a prácticamente la totalidad de los 37 establecimientos de este tipo con los que cuenta la provincia este verano de norte a sur del litoral, pues en gran parte prestan actividad en playas urbanas.

No obstante, la principal novedad que introduce el Ministerio para la Transición Ecológica, que encabeza la ministra Teresa Ribera, consiste en limitar el tamaño de estos establecimientos en cuanto a su altura. Los mismos solo podrán contar con una planta, quedando prohibido el desarrollo de sótanos o altillos.

Esto supone la negativa rotunda a la cada vez más frecuente introducción de módulos para expandir a lo alto las instalaciones, pero también a chiringuitos que en otras partes de la Comunitat Valenciana contaban con diferentes pisos en su estructura.

Chiringuitos de Castellón

Separación

Por el resto, la separación entre establecimientos se mantiene, con 150 metros entre ellos en zonas naturales y 300 en urbanas. Los localizados en los puntos de mayor protección de la costa no excederán de 70 metros cuadrados en una sola planta y sin sótano, de los cuales, 20 como máximo podrán destinarse a instalación cerrada. Estas instalaciones serán de temporada y desmontables en todos sus elementos.

Por otro lado, los chiringuitos ubicados en playas consideradas urbanas ocuparán una superficie de 200 metros cuadrados en una única altura, de los que 150 metros podrán ser de edificación cerrada y el resto terraza cerrada mediante elementos desmontables que garanticen la permeabilidad de las vistas. 

A la mencionada extensión, Costas permitirá añadir otros 70 metros cuadrados de ocupación abierta y desmontable más una zona de aseo, que no podrá superar los 30 metros cuadrados, siempre que la misma sea de uso público y también gratuito.

Procedimiento

No obstante, por ahora el ejecutivo central no introduce alteraciones a la hora de realizar la solicitud por parte de las localidades para contar con este tipo de establecimientos, así como los informes a presentar para cumplir las exigencias medioambientales y normativas.

Compartir el artículo

stats