Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA OTRA CARA DEL CALOR

Castellón escapa de la sequía por las intensas lluvias de la primavera

Los pozos tienen reservas suficientes y los embalses están al 53% de capacidad. Diputación mantiene preparadas las cubas ante emergencias pero no las utiliza aún

Imagen de archivo de uno de los camiones cisterna utilizados para abastecer de agua los municipios con falta de suministro durante el verano. J. ORTÍ

La provincia de Castellón está esquivando por ahora la sequía que ya padecen algunos puntos del territorio nacional gracias a las intensas precipitaciones que se registraron en la última primavera.

Muestra de ello es la reserva hídrica con que cuentan los diferentes embalses de la provincia, los cuales, según los últimos datos disponibles de este mismo martes, se encuentran al 53,8% de su capacidad, por encima de la media para estas fechas del año de la última década, del 47,3%, pero también del dato registrado hace ahora un año, que se situaba en el 46,1% en dicha estadística.

Las cifras aportadas por la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) están en la misma línea. Tanto el área del Mijares, con 94,5 hectómetros cúbicos, como la del Palancia, con 4,5, están próximas a su máximo estacional. De hecho, según la monitorización en base a la evolución de ejercicios previos, no se espera mayor complicación en cuanto a la cantidad de agua almacenada en los embalses durante este año.

Más estabilidad

Otro ejemplo es que la Diputación de Castellón no ha tenido por ahora que activar a los camiones-cuba para garantizar el suministro en algún municipio del interior, como ocurre de forma habitual en la época estival.

El diputado provincial de Sostenibilidad, Ignasi Garcia, valora que «aunque estamos en una ola de calor muy intensa, tuvimos lluvias muy fuertes en meses anteriores y la mayoría de municipios se nutren de agua de pozos, por lo que la estabilidad del suministro es mayor».

No obstante, su departamento mantiene preparadas las cubas en caso de ser necesario: «Hemos vuelto a activar las ayudas de emergencia hídrica, que lo que buscan es cubrir el abastecimiento con cubas en caso de llegar a esa situación de sequía», añade Garcia, a la vez que destaca que la Diputación, junto a Generalitat y Gobierno «trabajamos en el Plan Director del Agua, que lo que busca es que en lugar de cubrir la necesidad en caso de sequía, prevenir esas situaciones con abastecimientos en pozos en profundidad», puesto que «sin agua no hay vida», defendió el diputado provincial.

En julio

Son fundamentalmente dichas reservas hídricas las que están evitando una situación más complicada en Castellón. El interior provincial, según el balance climático del mes de julio publicado ahora por la Asociación Estatal de Meteorología (Aemet), conforma la única zona con precipitaciones acumuladas por encima de los 25 litros por metro cuadrado, fundamentalmente por las tormentas producidas a lo largo de las últimas semanas, de las que la del día 28 estuvo acompañada de una notable granizada.

Los máximos acumulados durante julio se registraron en las poblaciones de Vilafranca, con 129 litros por metro cuadrado; Castellfort, con 62,7, y Morella, con 45,2. Un alivio que, pese al calor, permitirá completar mejor el periodo estival. 

Compartir el artículo

stats