Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las familias de los enfermos denuncian una situación «inhumana»

Los pacientes llevan el ventilador de casa al General por una avería del aire

En la planta de Neumología pasan un «calvario» a 35 grados en plena ola de calor

Imagen de un ventilador llevado por pacientes a una de las habitaciones. MEDITERRÁNEO

Con ventiladores traídos de sus casas. Así están los pacientes del área de Neumología, en la quinta planta del Hospital General de Castellón. Según han explicado a Mediterráneo varios enfermos y sus familiares, una avería en el sistema de aire acondicionado ha convertido las habitaciones en un «auténtico horno» en plena ola de calor. Los afectados hablan de una situación «inhumana» y anuncian que denunciarán lo ocurrido ante el Servicio de Atención al Paciente y la dirección territorial de la Conselleria de Sanitat.

«Las personas que están ingresadas en esta planta presentan problemas respiratorios graves y es inadmisible que los dormitorios estén a 35 grados por una avería que, según nos han confesado trabajadores del centro, no se va a reparar por el momento», explica un castellonense que tiene a su padre con una insuficiencia desde hace varias jornadas.

Los pacientes pasan noches tropicales «empapados en sudor», intentando aliviar el calor por medio de abanicos, ventiladores o pulverizadores de agua. 

«En los pasillos sí hay aire, aunque tampoco sale mucho, pero en las habitaciones la temperatura es absolutamente insoportable», asevera otra paciente del centro.

Fueron enfermeras del General quienes, según los ingresados, aconsejaron a las familias llevar al hospital algún aparato de aire que pudiera aliviar su estancia. «Las trabajadoras tienen que cambiarse varias veces de ropa al día porque también están sufriendo el calor todo el día y es inevitable sudar todo el tiempo», explican ingresados en el General en conversaciones con este periódico.

Numerosas quejas

«Tendría que ser el propio hospital quien, ante el problema que presenta la máquina del aire, pusiera soluciones y dotara a las habitaciones de los recursos necesarios para hacer la estancia de los pacientes lo menos pesada posible, especialmente en unas condiciones meteorológicas delicadas, como las actuales. Ahora, además de sus respectivas dolencias, nuestros seres queridos tienen que estar postrados en una cama con un calor que es inaguantable», lamentan. «Pagamos nuestros impuestos, como todo el mundo, y este tipo de cosas no deberían pasar en un hospital público», critican en declaraciones realizadas a este diario. 

Los afectados tienen la esperanza de que la situación cambie en los próximos días tras esta denuncia pública, pero advierten de que tramitarán, de igual modo, sus respectivas quejas ante la administración para que esta situación no vuelva a repetirse en el futuro en el centro.

Compartir el artículo

stats