El Gobierno ha incluido a les Useres, que la semana pasada calcinó 400 hectáreas, en la declaración de zona catastrófica que ha aprobado este martes el Consejo de Ministros. En total, el Consejo de Ministros ha aprobado la declaración de zonas catastróficas en 15 comunidades autónomas afectadas por 120 incendios, algunos de ellos grandes incendios como el de Bejís que ha calcinado más de 19.000 hectáreas. La ministra portavoz, Isabel Rodríguez ha destacado, además, que en los incendios han sido evacuadas unas 120.000 personas, por lo que el Gobierno pretende complementar ayudas a afectados por estas catástrofes.

Según la ministra portavoz, el Ejecutivo ha aprobado una serie de mecanismos para la gestión de las ayudas, complementarios a los de los Ministerios del Interior y Administraciones Públicas.

Además de la declaración de zona catastrófica, el pleno del Consell extraordinario para aprobar las primeras ayudas a los municipios afectados por los incendios tendrá lugar el martes 30, tras la reunión de los subsecretarios de las conselleries (el conocido como 'consellet') el lunes. Así lo ha indicado el president, Ximo Puig, en una rueda de prensa que ha ofrecido este martes en València, donde ha indicado que todavía no se han podido cuantificar los daños por los incendios de Bejís y Vall d'Ebo porque todavía no están extinguidos.

Según ha indicado Puig, la consellera de Interior, Gabriela Bravo, se está reuniendo con los alcaldes de la zona para "definir las palancas de recuperación" y propiciar que las ayudas lleguen "con carácter inmediato". Así, ha adelantado que habrá dos oficinas de carácter comarcal que plantean como "ventanilla única" para las ayudas.

Puig ha mostrado su deseo de que esta "desgracia también pueda suponer una oportunidad para el renacimiento de estas comarcas".