Las aldeas próximas a Bejís, donde se originó el incendio hace 12 días, son hoy pequeñas islas rodeadas de terreno quemado. Así se ve la zona cero desde el aire.