Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ANTE UNA INFLACIÓN COMPLICADA

Una cuesta de septiembre de infarto en Castellón

El material escolar aumenta hasta un 15% por el coste del papel y también sube transporte y extraescolares

Una madre y sus hijos miran material escolar en una librería de Castellón. MANOLO NEBOT

La vuelta al cole se puede convertir este año en un calvario para las familias». Así de contundentes se expresan desde la Unión de Consumidores de España (UCE) en la Comunitat. Su secretario general, Vicent Inglada, señala: «La cuesta de septiembre va a ser dura para la mayoría de las familias de Castellón, Valencia y Alicante. Teniendo en cuenta la subida generalizada de precios y el IPC , será peor, en especial, para las más vulnerables con problemas económicos».

Y es que los hogares llegan tras el verano con más números rojos que otras veces, ante el constante incremento de gastos con la luz, gas, el combustible y la cesta de la compra mucho más cara.

Desde la UCE avanzan que será de las más duras, «con incrementos de precios del 10 y un 15% del material escolar. Y es que se prevé renovar mochilas; libros de texto y uniformes en su caso, material escolar, matrículas de actividades extraescolar o comedor y transporte, con beca so sin ella. Y son solo una avanzadilla de los gastos fijos que empiezan con el nuevo curso y muchos de los cuales se van adelantando a agosto. 

Libros

En representación del gremio de librerías de Castellón, el también vicepresidente de Confecomerç Castellón, Mauro Gómez, corrobora que los libros de texto han subido pero menos, y se ha contenido el margen. «Las editoriales no han repercutido al 100% todo lo que ha subido el papel», indica. Y es que a la falta de pasta de papel se une el alza de la electricidad, necesaria para su elaboración.

Con todo, donde se ha notado más es en el material escolar, «entre un 5 y 15%» más caro en esta vuelta al cole respecto a hace un año, según añade Gómez. 

Aunque en la educación pública los libros de texto los cubre la red Xarxa Llibres -banco que permite reutilizar y van pasando de un curso a otro-, no se incluyen los de Infantil y Bachillerato, que no se consideran enseñanza de carácter obligatorio. «En el caso de los coles concertados sí se encarga más a las librerías. O a veces el centro hace compra colectiva. En Primaria y Secundaria hay libertad de precios. En nuestro caso aplicamos descuentos, aún en contra de nuestro margen», añade.

De 200 a 2.000 euros

Desde la UCE, Vicent Inglada, explica que durante estas semanas «se ha lanzado la tradicional encuesta de estimación de gastos a familias de las tres provincias». Y recordó que el curso pasado «el gasto por niña o niño en colegio público fue entre 200 y 260 euros; más de 700 en el concertado; y casi 2.000 en privado». A su parecer, «las cifras serán similares pero hay que tener en cuenta las subidas entre un 10 y un 15% en los productos básicos escolares (materiales, cuadernos y ropa, seguros, cuotas de Ampas)». 

¿Y el transporte escolar?

"Pues está por ver la incidencia de la bajada de precios del transporte público anunciada por las Administraciones en el escolar (se estima una subida importante por la subida de los carburantes en cerca de un 20%). Pero quizás más gente optará por transporte público», declara el portavoz de la UCE.

Además, Inglada aconseja «evitar productos financieros como los créditos rápidos o el uso del pago fraccionado de tarjetas de crédito para la vuelta al cole, por el aumento de los intereses». En positivo, cita que «Xarxa llibres volverá a ser una gran ayuda, con ahorros de hasta 300 euros o más para las familias; así como ayudas municipales de comedor escolar o material para familias vulnerables. Hay que apostar por ir a más en estos bonos».

El responsable de la UCE en Castellón, Juan Carlos Insa, coincide en que «muchas familias ya están viviendo al límite y están tirando de ahorros. Veremos qué ocurre en septiembre. El incremento general del coste de la vida como principal problema para esta vuelta al cole, donde hay una parte que se subvenciona, como los libros, y otra que no: mochilas, ordenador, uniformes, etc.». Además, considera que «igual que hay ayudas al transporte para trabajadores, debería ser extensible a los estudiantes, pues en el caso de los autobuses escolar podría subir por el alza de los combustibles». 

Consejos: tirar de rebajas o de amigos

Desde la Unión de Consumidores ven importante planificar y adelantar para este periodo de agosto las compras de material escolar y ropa, «aprovechando los últimos coletazos de las rebajas y sobre todo comprando aquello más necesario y evitando gastos superfluos y que nos hagan vivir por encima de nuestras posibilidades». 

Se aconseja comparar precios y reutilizar materiales de otros años para ahorrar y «de paso general menos residuos al prolongar la vida de los materiales», señala Inglada. También Insa incide en la opción de pedir a amigos o familiares equipamiento como uniformes o libros de alumnado de otros cursos anteriores, hay otras soluciones imaginativas.

Compartir el artículo

stats