Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ganadores del Concurso de Regeneración Urbana (CRU)

Los nuevos proyectos cerámicos que transformarán el interior de Castellón

‘La mirada circular’ de Javier López creará un espacio de descanso en Puebla de Arenoso y La Erreria impulsa el ‘Camino de baldosas amarillas’ multiusos en Canet lo Roig

‘La mirada circular’ consta de un mirador cubierto por una pérgola, aprovechando un espacio actualmente sin uso, pero con formidables vistas.

Puebla de Arenoso y Canet lo Roig dispondrán de dos nuevos espacios gracias a los premios del Concurso de Regeneración Urbana (CRU) de la Diputación de Castellón, que en su quinta edición premió los proyectos La mirada circular y Camino de baldosas amarillas. Cada uno de ellos recibirá una inversión de 225.000 euros con los que se harán realidad estos proyectos de transformación urbana que ponen en primer plano la diversa utilidad de la cerámica, emblema del potente sector industrial de la provincia de Castellón.

El primer puesto en el concurso lo obtuvo el proyecto La mirada circular, del arquitecto Javier López. Esta intervención creará un espacio de descanso para los vecinos y visitantes a Puebla de Arenoso. Se ubicará en una parcela de la calle Venta que se encuentra actualmente sin uso, en el sur de la población. Según la memoria presentada, se propone un mirador cubierto por una pérgola, aprovechando las formidables vistas del lugar. Para la construcción se empleará pavimento cerámico dispuesto en forma radial, para emular el recorrido de los bueyes en un guiño al pasado. No en vano, en ese mismo lugar se rastrillaba el grano.

La memoria presentada al CRU por Javier López destaca la localización «privilegiada» de la parcela, «encontrándose frente a elementos tan importantes como la antigua ermita y bodega, vinculada al vía crucis, camino que lleva al cementerio y con unas poderosas vistas que dominan el embalse del río Mijares».

El otro proyecto ganador es obra del estudio de arquitectura La Erreria y tiene como lema Camino de baldosas amarillas. Alude a El Mago de Hoz y propone una gran alfombra cerámica que podrá albergar diferentes usos, tales como la celebración de espectáculos y eventos populares, o el uso del espacio como zona de descanso, mirador o área turística y cultural. Estará ubicado en Canet lo Roig, en una plaza que en la actualidad tampoco cuenta con una funcionalidad determinada. 

El ‘Camino de baldosas amarillas’ propone una gran alfombra cerámica.

La vistosa propuesta se desarrolla en una especie de espiral sobre una loma, con múltiples maneras de acceder a la plaza. «Se debe conseguir que todo el espacio funcione como una unidad, plaza, accesos y merenderos cosidos como una espiral continua», remarca la memoria de La Erreria. 

Una línea estratégica

El CRU, impulsado por la Diputación de Castellón, se ha consolidado durante los últimos años como una de las grandes citas anuales del mundo de la arquitectura y el urbanismo a nivel español, además de promover el uso del azulejo en entornos urbanos. «Este concurso tiene que marcar la línea estratégica de nuestros ayuntamientos, la de apostar por nuestra cerámica, la mejor cerámica, y que sus calles, sus plazas y sus rincones más desconocidos luzcan como el mejor escaparate de las excelencias de los productos cerámicos made in Castelló», apuntó el diputado de Promoción Cerámica, Ximo Huguet, tras hacerse público el veredicto de esta quinta edición. 

Compartir el artículo

stats