Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bravo informará en las Corts sobre los incendios de Bejís, Les Useres y Vall d'Ebo

La consellera ha registrado una petición ante la mesa para detallar las actuaciones de la Agencia Valenciana de Respuesta a las Emergencias

Gabriela Bravo, en una imagen de archivo. Miguel Ángel Montesinos

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha presentado ante la mesa de las Corts Valencianes una solicitud para informar de forma extraordinaria ante la Diputación Permanente sobre los incendios forestales de la Vall d'Ebo, Bejís y Les Useres, fuegos donde se han quemado más de 30.000 hectáreas en este mes de agosto.

Según el Reglamento de la cámara autonómica, Bravo ha solicitado esta mañana la anulación de las comparecencias solicitadas el pasado 16 de julio para exponer ante los diputados la actuación de su departamento de cara a la extinción y control de los graves incendios en las comarcas de la Marina, el Comptat, Alt Palància y los Serranos.

La titular de Interior detallará las actuaciones llevadas a cabo por la Agència Valenciana de Seguretat i Resposta a les Emergències en relación con estos tres incendios. Ahora la mesa tendrá que decidir el día de su comparecencia.

Este martes también se ha reunido el Consell de forma extraordinaria para aprobar el decreto que regulará las ayudas para los ayuntamientos y particulares afectados por todos los incendios forestales que se han producido este verano negro en materia medioambiental.

El decreto, tal como ha informado Levante-EMV, dará un plazo de 30 días a ayuntamientos y particulares para contabilizar todos los daños que se hayan producido y que deberán presentarse en las oficinas habilitadas por la Generalitat Valenciana en Bejís y la Vall d'Ebo para el trámite de los desperfectos medioambientales.

Estos daños serán los que afecten a viviendas (también se incluirán fachadas) y a aquellas infraestructuras que sean "indispensables" para la vida y actividad diaria, como la reparación carreteras, de tendidos eléctricos, canalizaciones de agua o si se facilitó la toma de agua a los equipos de extinción desde alguna instalación, para que sea posible la cuantificación de esos litros. El decreto no fijará una cuantía específica de ayudas, ya que se deberá esperar a tener todo el listado de deficiencias y su valoración económica. No podrá presentarse una reclamación por lucro cesante por perdida de actividad en los días en que estuvo el fuego sin control.

El decreto incluirá todos los grandes incendios que se han producido entre julio y agosto, excepto el de Venta del Moro, que ya tuvo una regulación especial en su momento para poder conceder ayudas a los afectados en esta zona. Así, tal como hizo el hizo el Consejo de Ministros en la declaración de zona catastrófica de la pasada semana, se incluirán, además de Bejís Vall d'Ebo, las áreas afectadas en Les Useres (800 hectáreas), Petrer (más de 100 ha), Calles (ardieron 220 ha) y Olocau (donde se quemaron 4 ha en plena Sierra Calderona).

Compartir el artículo

stats