Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SOCIEDAD

Más vacunación contra la gripe en el primer otoño sin mascarilla

Los expertos recomiendan prepararse «para el peor escenario, con una muy buena campaña de vacunación» dado lo «imprevisible» del virus

Sanidad ofreció el año pasado vacunarse a la vez de gripe y contra la covid-19. MAMontesinos

Prepararse para lo peor porque la gripe es imprevisible. Esta es la máxima de muchos expertos en Salud Pública de cara a la próxima temporada de gripe, la primera desde 2019 a la que nos enfrentamos sin la ayuda de las mascarillas. Y es que estos dos últimos años el virus de la influenza ha estado circulando más bien poco, gracias en buena parte a las medidas paralelas adoptadas contra el coronavirus SARS-CoV-2 como el uso de los tapabocas. 

En esta vuelta a la normalidad casi total que será este otoño, preocupa que la gripe circule de nuevo de forma intensa tras dos años casi en blanco con el peaje que esto puede suponer, como en años anteriores, tanto en saturación en centros de salud y hospitales, bajas laborales y en vidas humanas. La preocupación es doble, además, en un invierno en el que todavía se desconoce cuál va a ser la evolución de la covid-19 y si generará nuevas ondas importantes de contagios.

La consigna, por tanto es la prepararse y prevenir, apostando por aumentar el número de personas que se vacunan contra la gripe. 

«El virus en la práctica es muy imprevisible y hay que preparar el peor escenario, con una muy buena campaña de vacunación», asegura a este diario el experto en Salud Pública e investigador en Fisabio, Salvador Peiró. «Tras dos años casi sin gripe y con un aviso en primavera (fuera de temporada para nosotros), la pinta no es buena», añade el experto. 

De la misma opinión es José María Eiros Bouza, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas (SEIMC) y director del Centro Nacional de la Gripe de Valladolid. «Nuestra posición es la de recomendar la vacunación cuando se establezca por parte de los servicios de salud Pública de las diferentes comunidades e idealmente mantener altas coberturas», asegura el experto, sobre todo porque «no conocemos cómo será la actividad de los virus gripales».

Imprevisible 

Y todo porque el qué pasará en los próximos meses es altamente incierto. La actividad gripal que se está dando en el hemisferio sur da alguna pista pero tampoco es garantía de que aquí se vaya a replicar el mismo esquema.

«En Sudamérica después de dos años también casi sin gripe se esperaba también una mala temporada pero, aunque han tenido gripe, no ha sido catastrófica. Si la gripe viaja de hemisferio a hemisferio con los viajeros y en el invierno austral ha habido poca, hay menos transmisión hacia el boreal... pero todo eso es teoría», explica Peiró.  

Eiros Bouza apuntala esta idea: «Lo que ha ocurrido en el hemisferio sur y la actividad comunicada por los centros de gripe de Argentina o Chile y los de influencia británica (Sudáfrica, Australia...) ha mostrado una actividad moderada» pero, «con la gripe la incertidumbre es una variable que nos acompaña, pero nos visitará», concluye el experto en gripe. 

Buena respuesta el año pasado

La Conselleria de Sanidad ya se marcó el año pasado el objetivo de aumentar las coberturas vacunales en gripe para el otoño-invierno 2021-2022 por el temor a que una mala campaña de gripe y una nueva onda epidémica colapsaran los hospitales. Y funcionó. El mensaje caló y el ofrecer vacunarse al mismo tiempo de gripe y de covid ayudó a aumentar el volumen de personas protegidas, sobre todo entre los sanitarios: en este colectivo se pasó de una cobertura del 58 % en 2018 al 95 % el año pasado. 

Desde la administración sanitaria no han querido concretar todavía las líneas maestras de esta campaña de vacunación, por lo que se desconoce todavía a partir de qué fecha se ofrecerá esta inmunización o si se hará coincidir con la cuarta dosis de vacuna covid-19 que se ha aprobado para mayores de 60 años, todavía sin fecha. 

En la C. Valenciana es habitual que la campaña no arranque hasta principios o mediados de octubre, más tarde que en otras zonas de España porque la gripe suele llegar más tarde que en otras comunidades más frías.

Compartir el artículo

stats