Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno aún no tiene fecha para aplicar el tope al gas en la cogeneración

Urge materializar el anuncio de Sánchez de que esta tecnología entrará en la excepción ibérica

Azuliber, productora de arcilla atomizada y parte de Pamesa Grupo, se ha visto obligada a parar sus plantas de cogeneración por la crisis energética. MANOLO NEBOT ROCHERA

Fue una de las medidas estrella que anunció Pedro Sánchez el 6 de septiembre durante su cara a cara en el Senado con Alberto Núñez Feijóo. El presidente del Gobierno hizo un guiño al azulejo de Castellón, un sector que atraviesa por un momento complicado debido a la escalada sin freno de la energía, al asegurar que el Ejecutivo hará una excepción en el precio del gas utilizado para la cogeneración, de forma que quedará cubierto por el mecanismo ibérico.

 O lo que es lo mismo, garantizó que las 28 plantas de cogeneración con las que cuenta la provincia tendrán el gas topado, lo que directamente va a beneficiar a la industria, ya que el coste de producir arcilla atomizada (la materia prima del azulejo) disminuirá. De hecho, la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, celebró el martes esta acción y señaló que el Ejecutivo «ha atendido las demandas del clúster». El problema es que la iniciativa, que supondrá un alivio para el sector cerámico, aún no ha entrado en vigor y lo peor es que ni siquiera hay fecha para ello.

Para que las plantas de cogeneración (reaprovechan la energía resultante de los hornos cerámicos para generar electricidad e incorporarla a la red) estén cubiertas por el tope al gas, el Ministerio para la Transición Ecológica tiene que introducir cambios en la regulación del régimen retributivo (primas). De este modo, este tipo de plantas tendrán que elegir entre seguir con esa retribución regulada (el Gobierno ya ha dicho que la incrementará) o renunciar a ella y percibir el ajuste del mecanismo ibérico. Y es ahí precisamente, en la reforma de la normativa, donde está el tapón.

Normativa

Transición Ecológica admite que aún no hay fecha para que la cogeneración pueda beneficiarse del tope del gas. «Estamos terminando de analizar los detalles técnicos de la medida y se reformará la normativa en cuanto sea posible», apuntan desde el ministerio. Lo que tampoco queda claro es, una vez entre en vigor la medida, cuánto tiempo durará, ya que el presidente dejó claro en la Cámara Alta que es una «medida excepcional», concretó.

De todos modos, la inclusión de la cogeneración entre los modos de producción eléctrica que se pueden beneficiar del tope del gas supone para el sector un paso adelante, pero en absoluto resulta suficiente para subsanar los problemas de la crisis energética. Desde la patronal Ascer, que valoró positivamente la medida, insisten en que no va a solucionar la angustia del sector y reclama otras iniciativas, como ayudas directas a las empresas de hasta 50 millones.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos (Anffecc) también considera «una buena noticia» el anuncio del Gobierno de incluir la cogeneración en la excepción ibérica, pero insiste en que esa iniciativa no repercute en el sector de los esmaltes, que aún necesita «otras medidas de calado». 

Compartir el artículo

stats