Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los beneficios de las cajas rurales de Castellón crecen el 15% en el primer semestre

Mantienen subidas de dos dígitos en un entorno proclive por el alza de los tipos

Interior de una de las oficinas de Cajamar en Castellón. Mediterráneo

Las cajas rurales --cooperativas de crédito-- de la provincia de Castellón mantuvieron la tendencia al alza en la generación de beneficios en el primer semestre de este año, con un crecimiento medio por encima de los dos dígitos, del 15,2%. Es un incremento menos intenso que el promedio de estas entidades financieras en el conjunto de la Comunitat Valenciana, cuyas ganancias aumentaron en una proporción del 23,8% respecto al mismo período del ejercicio precedente, al pasar de 21,05 a 26,07 millones de euros, según los últimos datos dados a conocer por la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc). 

Más cálculos

Si se añade a Cajamar, en cuyo grupo cooperativo están integradas dos decenas de rurales valencianas y que en la Gran Recesión absorbió entidades locales como Ruralcaja o Caja Campo, el importe de las ganancias sube hasta los 51,9 millones, aunque la variación interanual se queda en el 14,8% .

La buena marcha del sector, en un contexto de subida de los tipos de interés que traerá como consecuencia una mejora de los márgenes con que operan las entidades financieras, se aprecia en el hecho de que solo dos rurales han reducido beneficios respecto a hace un año. Se trata de Ruralnostra (antiguamente conocida como rural de Betxí) y La Vall San Isidro, que llegó a registrar pérdidas millonarias hace un lustro y que ahora está integrada en Solventia, el grupo que lidera la rural de Almendralejo. Esta última ganó 376.000 euros, un 21% menos.

Balance del primer semestre del año

Balance del primer semestre del año Mediterráneo

Las restantes cooperativas registran incrementos que en algunos casos alcanzan porcentajes considerables, como sucede con la de Vinarós (75%) o la de les Coves de Vinromà (44%). También es muy significativa la evolución de las dos entidades de mayor tamaño que le quedan al sector en la Comunitat Valenciana. Caixa Popular elevó sus beneficios en un 32% y, con 8,51 millones, mantiene por poco la primera posición, seguida por la Central de Orihuela, cuyas ganancias llegan a 8,50 millones tras crecer un 38,1%. Dos de las rurales de más tamaño -las de la Alcora y la de L’Alcúdia- mejoraron sus beneficios casi por los pelos, dado que el incremento en ambos casos fue del 0,2%.

Esta buena evolución general, en la Comunitat y en Castellón concuerda en el caso de este último territorio con el hecho de es una de las provincias que más apuesta por esta modalidad, ya que la tercera parte de todos los ahorros de sus habitantes están depositados alguna de las cooperativas de crédito que operan aquí. Concretamente, el 32,6% del total de los depósitos de los castellonenses están en manos de una caja rural. Es una proporción que supone el triple de la media nacional, de un escaso 9,35%.

Compartir el artículo

stats