Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

según la monitorización de la mortalidad diaria

Las muertes por calor multiplican por siete a las víctimas en carreteras en Castellón

Las temperaturas extremas dejan 105 decesos frente a los 14 en accidentes

Un termómetro marca 43 grados en una céntrica calle de la capital de la Plana, casi desierta por el calor, durante los meses centrales de este verano. GABRIEL UTIEL

El calor excepcional de este 2022 ha disparado los fallecimientos en Castellón atribuibles a las altas temperaturas hasta superar en más de siete veces al número de víctimas mortales registradas en los accidentes de tráfico.

El Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria por todas las causas (MoMo), dependiente del Instituto de Salud Carlos III y coordinado por el Ministerio de Sanidad, refleja que en lo que va de año se han producido en la provincia 105 decesos, tanto por calor como por frío, si bien 75 de ellos se concentran en los meses centrales del verano, julio y agosto. Se trata del dato más elevado de los últimos años. Sin ir más lejos, si se compara con los meses más calurosos del año pasado, se produjeron 15 óbitos, lo que supone un incremento de un 500%.

En cambio, desde enero hasta la fecha, la Jefatura Provincial de Tráfico apunta a este periódico que ha habido que lamentar 14 víctimas mortales en vías interurbanas, de ellas tres en dichos meses de la temporada estival.

Récord de registros

El catedrático de Análisis Geográfico de la Universidad de Alicante, Jorge Olcina, explica a este periódico que la última temporada estival y este año 2022 «va a pasar a la historia como el más cálido desde que hay registros homologados, pues ha batido los datos que ya se sobrepasaron en el famoso verano del 2003».

Una afirmación que el experto ejemplifica con que en Castellón «se han batido récords de permanencia del calor y de noches tropicales, con más de 90 como señalaba la reciente estadística de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) relativa al periodo entre mayo y septiembre».

«Este verano nos está sorprendiendo, ya que ha tenido un calor muy prolongado que comenzó a principio de junio en todo el litoral y se ha mantenido hasta esta primera quincena del mes de septiembre», añadió Olcina, aludiendo a los valores de principios de semana con noches por encima de los 27 grados en la capital de la Plana, que tal y como apuntó este diario, fueron las más cálidas en septiembre desde 1911.

Sin tregua

El catedrático asegura que, para los próximos días, pese al incremento de la inestabilidad, las precipitaciones por ahora serán de escasa cuantía, mientras que las temperaturas no darán una gran tregua: «Los valores todavía van a mantenerse altos, tanto diurnos como nocturnos», añadió. Un escenario que propicia, si se dan los factores atmosféricos necesarios, la formación de las temidas DANA.

Compartir el artículo

stats