Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

AVANCE METEOROLÓGICO

Más preocupación por el tiempo: Castellón vivirá un otoño más cálido y con menos lluvias de lo habitual

La anomalía en el tiempo se alargará, al menos, hasta el primer trimestre del 2023

Las lluvias del último fin de semana en buena parte de la provincia han sido la excepción a unos meses muy secos. Frank Palace

Los termómetros extremos registrados este verano ya han dado paso a un ambiente algo más agradable. Gracias, sobre todo, a un descenso de las temperaturas nocturnas. Pese a este alivio, el avance climático de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) contempla que el panorama más cálido de lo habitual se mantenga a lo largo del otoño, a modo de una extensión de la temporada estival. Según el avance del ente estatal, el otoño caluroso será generalizado en toda España, aunque «de una manera más robusta en la vertiente mediterránea y Baleares», señala el documento presentado. Zonas en las que, además, «también hay una mayor probabilidad de que llueva menos de lo habitual».

El catedrático de Climatología de la UJI, José Quereda, señala que este tipo de avances «hay que tomarlos con cautela», aunque considera que se cumplirán estos vaticinios en líneas generales. «Habrá temperaturas altas y el nivel de lluvias puede que no se recupere respecto a los que tendría que ser habitual al cierre del año».

Quereda detalla que en el litoral castellonense «la precipitación media ha sido de unos 350 litros por metro cuadrado, y el índice normal serían 450 litros, por lo que será vital saber el comportamiento de octubre, noviembre y diciembre para evitar que no llueva lo suficiente". Un déficit hídrico que llegaría a pesar de las copiosas precipitaciones de primavera, que salvaron la situación después de un invierno muy seco.

En el Mediterráneo

El catedrático mencionó que en estos momentos el Mediterráneo que baña las costas de Castellón «está dos grados por encima de lo normal», de modo que en el mes de agosto ha llegado a rozar los 30 grados.

Un panorama que podría ser el combustible de precipitaciones en forma de DANA. Aún así, se espera que en las próximas horas haya cambios puntuales, con precipitaciones de casi 30 litros por metro cuadrado en 24 horas en puntos como Castelló tanto el jueves como el domingo. Una situación parecida a la ocurrida el pasado fin de semana en la franja comprendida entre Cabanes y Alcossebre, que en el caso de Orpesa llegó a descargar hasta 144 litros en apenas 12 horas. 

El balance de agosto confirma que ha sido el más caluroso en Castellón desde que hay registros, con 28,2 grados de media. El arranque del 2023 también será cálido, pero con más lluvias. 

Compartir el artículo

stats