Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puig se apoya en sus alcaldes castellonenses en la carrera hacia las autonómicas

Los socialistas ven que los municipios tienen esta vez más ‘tirón’ que Sánchez

Puig, flanqueado por la alcaldesa de la Vall, Tania Baños, y el primer edil de l’Alcora y secretario provincial, en febrero. Alba Boix

En marzo de 2019, Ximo Puig apretó el botón electoral para que las elecciones a la Generalitat valenciana coincidieran con las generales. Pedro Sánchez era en aquel momento el mejor acompañante a la hora de llamar el voto. Los resultados confirmaron la hipótesis. Cuatro años después, la frase ha cambiado en el PSPV. Ahora, en la formación del puño y la rosa consideran que el mejor llamamiento a la urna socialista no es el presidente del Gobierno sino los alcaldes. Y con la mayoría de ellos podrá contar Puig en su intento de revalidar la Presidencia.

El PSPV repetirá cartel en las principales alcaldías en las que ostenta el poder. No cambiar lo que funciona podría ser el lema. Según las normas acordadas por Ferraz, todos aquellos alcaldes de más de 20.000 habitantes que quisieran repetir podrían hacerlo sin necesidad de pasar por las primarias por lo que la voluntad de continuar garantiza su protagonismo en la campaña que coincidirá en esta ocasión con las autonómicas. El plazo para confirmar su continuidad acaba de terminar y la voluntad de seguir ha sido mayoritaria. Con la sola excepción en Castellón que la de la alcaldesa de Benicarló, Xaro Miralles, quien, como ha publicado Mediterráneo, ha dado un paso atrás en un momento convulso para su partido en la localidad costera.

Son nombres destacados cuyo tirón local, en varios casos gobernando con mayorías absolutas, podría dar un empujón a Puig en su pugna con el PP por ser el partido más votado y reforzar a la izquierda para lograr la reedición del Botànic. La presencia de los principales alcaldes como candidatos a repetir permitirá al jefe del Consell presumir de gestión no solo en la Generalitat sino también en el ámbito local, terreno que apela en muchas ocasiones de una manera más directa al votante y en las que ser un rostro reconocido tiene un peso destacado.

La fórmula ya utilizada repetirá en Castellón donde los socialistas también demostraron su poderío electoral. La capital de la Plana (Amparo Marco), Vila-real (José Benlloch), Burriana (Maria Josep Safont), l’Alcora (Samuel Falomir) o la Vall d’Uixó (Tània Baños), además de Almassora (Merche Galí) y Vinaròs (Guillem Alsina) cuentan con alcaldes del PSPV y en los que se espera que aparecer en la foto junto a quien dispone la vara de mando le sirva para amasar más apoyos en las elecciones.

Este tipo de apoyo lo notará Puig en el área metropolitana de València donde los resultados en 2019 fueron arrolladores en municipios como Paterna, Mislata, Torrent, Burjassot o Quart de Poblet, un auténtico muro rojo que en el PSPV aspiran a emular con nombres reconocibles como Sagredo, Bielsa, Ros, Rafa García o Carmen Martínez. A estos podría acompañarles la vicealcaldesa de València, Sandra Gómez, como cabeza de cartel en el cap i casal. Ella se presentará a las primarias aunque habrá que esperar hasta hoy para saber si tendrá algún rival que fuerce la votación.

En Alicante la situación es distinta. Elx es la localidad más habitada que gobierna el PSPV y ahí contará con la gestión de Carlos González, que repetirá como alcaldable. Sin embargo, la división en la provincia podría traer sorpresas en candidaturas que se dan por seguras como en Orihuela. 

Compartir el artículo

stats