Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PROBLEMAS PARA UNA FIRMA HISTÓRICA

La azulejera Todagres agrava su crisis y anula su presencia en Cersaie

El estand de la feria permanece vacío y sin actividad

El estand permanece vacío y sin actividad, con la posibilidad de despidos inminentes. Bartomeu Roig

Una de las compañías más veteranas del sector azulejero de Castellón, Todagres, tenía prevista su presencia en esta edición de Cersaie, aunque esta asistencia quedó anulada tan solo unas horas antes del inicio de la feria. El equipo destinado fue avisado de la paralización de la actividad con pocas horas de antelación. El estand permanecía ayer montado e iluminado, pero no había comerciales mostrando novedades ni público sentado en las mesas.

Testimonios consultados por Mediterráneo señalaron que hasta el momento «no hay constancia oficial de lo ocurrido» por parte del equipo directivo, aunque todo apunta a que pueda presentarse de manera inminente un despido colectivo para la mayor parte de su plantilla. La firma, como muchas de las que integran el sector cerámico de Castellón, se encontraba en un expediente de paro temporal (ERTE), aunque en los últimos días «se anuló, por lo que los empleados volvieron a sus puestos de trabajo, aunque con los hornos parados», añadieron.

Será en los próximos días cuando se sepa el futuro de la firma, que ya arrastraba problemas financieros antes de la pandemia de coronavirus. Además, hay otros precedentes de incidencias en el año 2008, cuando parte del accionariado de Todagres instó a un concurso de acreedores a la empresa azulejera Seporsa, pese a compartir socios.

De confirmarse los peores presagios, sería la primera empresa que cae en este periodo marcado por la crisis energética. Hasta ahora, según los datos más recientes de la patronal Ascer, la escalada del coste del gas natural ha supuesto que medio centenar de fabricantes de productos cerámicos haya presentado expedientes de regulación temporal de empleo, afectando a unas 6.000 personas. Situación que también se extiende a las fritas y esmaltes. El presidente de la asociación que las agrupa, Fernando Fabra, ha revelado que hay compañías que han empezado a tramitar ERTE, si bien «la ejecución total o parcial dependerá de cada empresa».

Más de medio siglo

Todagres, ubicada en Vila-real, es una de las firmas más veteranas del sector, con más de 50 años. En estos momentos su accionista de referencia es el grupo Fuertes, un conglomerado de empresas centrado en el sector agroalimentario, que incluye marcas conocidas como El Pozo. Fuentes consultadas comentaron que el desencadenante de la repentina paralización de la actividad promocional de Todagres se debe a que no había llegado una oferta de compra, a la vez que Fuertes ha optado por centrarse en sus actividades principales. 

Compartir el artículo

stats