La Unión Europea aplica mano dura para conseguir que sus ciudades disminuyan significativamente los niveles de contaminación. En el 2023 entrará en vigor la Ley de Cambio Climático, un texto que, en España, obligará a los municipios de más de 50.000 habitantes a contar con un área bien delimitada en sus centros urbanos: las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE).

La implantación de estas ZBE afectan a un total de 149 ciudades en nuestro país, incluidas dos en la provincia de Castellón: la capital, Castelló, y Vila-real. Ambas tendrán que poner en marcha durante el próximo 2023 estas ZBE, una zona que, en la capital de la Plana, ya está totalmente definida y delimitada: al norte por el espacio comprendido en la intersección de las calles Cerdán de Tallada; al este por las calles San Roque, Sanahuja, Gobernador Bermúdez de Castro, Guitarrista Tárrega y avenida Casalduch; al sur por la calle Orfebres Santa Línea y Lepanto; y, por último, al oeste por las Rondas Mijares y Magdalena. 

Proyecto de la ZBE de Castelló AJUNTAMENT DE CASTELLÓ

Una vez reguladas estas ZBE, Castelló y Vila-real no solo podrán limitar o prohibir el acceso a determinados vehículos según el grado de sus emisiones contaminantes. El Gobierno de España también les permitirá, si lo consideran adecuado, implantar peajes para permitir la circulación por sus centros urbanos, una idea que, por ejemplo, en Barcelona ya está en fase de estudio.

Esta opción de otorgar a los consistorios poder 'cerrar' mediante peajes los centros de los municipios de más de 50.000 habitantes viene dada por la Ley de Movilidad Sostenible que está a expensas de su aprobación en el Congreso, presumiblemente durante el último trimestre del próximo año.

¿Qué dice la Ley de Movilidad Sostenible?

El anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible dice lo siguiente: «Con el fin de ampliar el catálogo de medidas que los municipios pueden adoptar para garantizar la adecuada calidad del aire en sus términos municipales y minorar las emisiones producidas por los vehículos a motor, mediante la Disposición adicional 7ª. se crea la tasa por aprovechamiento especial de las zonas de bajas emisiones y mediante la Disposición final 2ª se modifica el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales. Esta habilitación legal permite que los municipios que así lo deseen puedan introducir una tasa por la circulación de vehículos que superen los límites o categorías máximas de libre circulación estipuladas en las zonas de bajas emisiones».

Nueva señal vertical

Castelló Vila-real deberán estudiar el grado de acceso a sus Zonas de Bajas Emisiones ya sea con peajes o con restricciones, pero sea cual sea su decisión tendrán que informar a los ciudadanos con una nueva señal vertical en su 'paisaje urbano' en la que se indicará la prohibición del paso de los vehículos a motor, excepto los que dispongan del distintivo ambiental indicado en la parte inferior de dicha señal. La Dirección General de Tráfico ha publicado una instrucción sobre Zonas de Bajas Emisiones con regulaciones de acceso a los vehículos de motor en área urbana, entre las cuales se incluye la creación de esta nueva señal de tráfico.

Modelo de señal vertical de acceso a las ZBE

Serán los ayuntamientos quienes, con el plazo máximo del 2023, deberán establecer qué distintivos medioambientales pueden acceder, y cuáles no, a la zona delimitada como de bajas emisiones.