Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EFECTOS EN LA INDUSTRIA AUXILIAR

Cartonajes La Plana entra en un ERTE arrastrado por la crisis de la cerámica

La medida a más de 300 trabajadores, que constituyen más del 60% de su plantilla

Instalaciones del Grupo La Plana en Betxí. MANOLO NEBOT ROCHERA

El sector cerámico de Castellón no para de recibir zarpazos como consecuencia de los elevados costes energéticos y la falta de medidas de respaldo a la industria. Competidores como Italia cuentan con bonificaciones fiscales para compensar el precio del gas natural, mientras el Gobierno de España ha limitado las ayudas a un máximo de 400.000 euros por empresa. En cambio, Bruselas autoriza hasta 150 millones de euros para afrontar una situación agravada por la guerra en Ucrania.

Las consecuencias en el motor económico de Castellón son más de 80 expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que ya afecta a 9.143 empleados. Un panorama preocupante que ya se extiende a otros segmentos de la actividad productiva provincial. El último caso conocido es el que afecta a los trabajadores de Cartonajes La Plana, que desde el 23 de noviembre aplicará un ERTE en el que está incluido el 60% de su plantilla total, tanto en su planta de Betxí como en la de Onda. Buena parte de sus pedidos tienen que ver con los embalajes destinados al azulejo, de hasta el 45%. A ello se une que entre sus principales clientes se encuentran empresas agrícolas, que también están pasando por una situación delicada.

Acuerdo

Gregorio Roda, delegado sindical de CCOO en la compañía, señala que ya se ha alcanzado un acuerdo con los representantes de los trabajadores, que dentro de las circunstancias «cuenta con beneficios para las dos partes», cosa que agradece a la empresa. Cartonajes La Plana reducirá de esta manera sus costes laborales, a la vez que habrá aportaciones adicionales para que los asalariados complementen sus nóminas, así como el mantenimiento de pagas extras y vacaciones. Con el acuerdo, el ERTE ya puede empezar a aplicarse a partir del miércoles.

Los motivos aducidos por la empresa son «el descenso de las ventas, y una actividad que es menor a la capacidad productiva de las plantas en la provincia de Castellón», añadió Roda. Desde junio y hasta ahora se ha dado una caída del 14%, y se espera que esa disminución sea aún más acusada en el primer semestre del 2023, del 30%, tal y como especificó el representante sindical.

La sede central de Betxí emplea a unas 270 personas, de las que el 60% está incluido en el ERTE. En la de Onda el porcentaje de afectados es el 63% para unos 230 asalariados. Los centros productivos afectados son exclusivamente los de la provincia, ya que el Grupo La Plana cuenta con unidades en Madrid, Barcelona, La Rioja y Alicante, sin que les alcance este ajuste.

La duración del ERTE será de siete meses, hasta finales de junio del 2023. Una parte de la plantilla tendrá reducciones en su jornada, mientras que otra verá suspendido su empleo en función de las circunstancias de producción.

El transporte por carretera ya sufre recortes laborales

Esta empresa de embalaje no es la única del sector auxiliar de la cerámica que se ha visto obligada a recortar su actividad por la crisis energética. El presidente de la Asociación Empresarial Castellonense de Transportes de Mercancías por Carretera (ACTM), Carmelo Martínez, señaló a finales de septiembre que el descenso de la demanda ya hizo plantear los primeros expedientes de ERTE para este tipo de empresas. Los camioneros sufren la disminución de la demanda en el transporte de contenedores, lo que se une a la menor actividad de esmalteras y empresas de maquinaria por el bloqueo comercial con Argelia.

Compartir el artículo

stats