El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está en Castellón con motivo de la primera edición de la cumbre entre España y Rumanía, y las autoridades presentes han aprovechado la circunstancia para trasladar su preocupación por el sector cerámico, del que depende buena parte de la economía provincial, y que se encuentra asfixiada por los costes energéticos.

La alcaldesa de Castelló, Amparo Marco ha afirmado que este asunto "se le ha trasladado al presidente del Gobierno por parte de la Generalitat" y sobre la reacción de Sánchez ha indicado: "Sé que está muy preocupado, y yo misma he tenido la oportunidad de trasladarlo a varias ministras y jefas de gabinete de ministras". También han mostrado su inquietud, añadió la alcaldesa, el presidente de la Diputación, José Martí; o la subdelegada del Gobierno, Soledad Ten. Las declaraciones han sido realizadas antes de que el equipo de Sánchez difundiera una reunión con representantes de Ascer.

¿Nuevas ayudas?

En cuanto a la posibilidad de que se habiliten nuevas ayudas para aliviar los problemas del azulejo, Marco ha comentado: "Sé que están estudiando todas las medidas dentro del marco de la Unión Europea", aunque ha añadido que hacer anuncios a este respecto "no me corresponde, porque no soy la presidenta del Gobierno ni ministra; si hay alguna medida, tiene que ser quien tenga las competencias el que diga las medidas a tomar".

Pedro Sánchez intervendrá ante los medios de comunicación una vez finalizada la cumbre.

Importancia

Amparo Marco ha reiterado que desde el Gobierno "están preocupados, sé que están estudiando y sé que abordan desde distintos ámbitos" una ampliación de las medidas de respaldo, "de forma que puedan ayudar a un sector que saben que es importante para este territorio y el conjunto de España, porque es el tercero que aporta positivamente a la balanza de pagos nacional, un sector importantísimo no solo territorialmente sino al conjunto de la nación".