Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ECONOMÍA

Las ayudas para la hipoteca aliviarán a más de 14.000 familias de Castellón

El alza del euríbor supone un extra de unos 154 euros al mes para un préstamo hipotecario medio en la provincia

Un ciudadano pasa frente al escaparate de una entidad financiera en el que se publicita un préstamos hipotecario. MIGUEL ANGEL MONTESINOS

El euríbor empezó el año en negativo y a estas alturas ya se acerca peligrosamente al 3 %. El índice de referencia que se utiliza en la mayoría de las hipotecas variables para determinar el interés que un cliente tiene que pagar por ellas, parece que no tiene freno y está dando más de un susto a decenas de familias que ven cómo la cuota mensual no deja de subir. De hecho, ya supone un incremento de 154 euros al mes (unos 1.848 euros extra al año) para una hipoteca media en la provincia, donde el importe solicitado se sitúa en unos 83.000 euros. 

Para aliviar el aprieto por el que ya pasan miles de hogares y, tras varios meses de negociaciones con el sector bancario, el Gobierno ha aprobado un paquete de medidas que suponen una mejora de las que ya estaban contempladas en el denominado Código de Buenas Prácticas que se adoptó en el año 2012 para frenar la ola de desahucios tras la crisis . Un plan que entrará en vigor el próximo 1 de enero y del que en Castellón se van a beneficiar algo más de 14.000 hipotecados.

La iniciativa incluye tres grandes tipos de ayudas: para hogares vulnerables (ingresos de hasta 25.200 euros) que tienen problemas para pagar la hipoteca; para las clases medias que podrían entrar en esta categoría (rentas de hasta 29.400 euros), y facilidades para el resto a la hora de amortizar anticipadamente la hipoteca y convertirla de tipo variable a fijo.

De acuerdo con los datos del INE, y teniendo en cuenta que Castellón concentra el 1,3% de las algo más de 1,1 millones de hipotecas concedidas en el conjunto del país en los últimos diez años, unos 4.000 hogares con pocos recursos de la provincia que ya podían acogerse al Código de Buenas Prácticas tendrán la posibilidad de beneficiarse de un plazo de carencia de cinco años, en el que ahora se rebajan los intereses desde el euríbor +0,25% actual hasta el euríbor -0,10%. Además, podrán solicitar una reestructuración de la deuda en más de una ocasión y se amplía a dos años el plazo para solicitar la dación en pago, en caso de no poder afrontar las cuotas ni siquiera con la reducción de los intereses.

A las familias en una situación económica delicada se unen otras 9.800 en Castellón cuyos ingresos son inferiores a los 29.400 euros y que han visto subir la cuota al menos un 20% y, además, destinan más del 30% de sus ingresos al pago de la hipoteca. En este caso, estos hipotecados podrán solicitar la congelación de las cuotas durante un año, una reducción del tipo de interés durante ese mismo periodo de tiempo e, igualmente, un alargamiento del plazo de devolución de siete años.

Sí, pero con matices

Las iniciativas impulsadas por la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, y de las que las entidades financieras tienen 15 días para adherirse (BBVA, Sabadell, o CaixaBank ya han mostrado su predisposición) gustan a las principales asociaciones especializadas en el sector financiero de la Comunitat. Adicae, la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, las valora «con un suficiente alto», aunque también advierte a los posibles beneficiarios de los posibles sobrecostes en que pueden incurrir a la larga. Y para explicarlo cita un ejemplo. «Si la cuota se amplía 7 años en una hipoteca media a tipo variable, el consumidor vería reducida recibo mensual en 100 euros aproximadamente, aunque a cambio abonará 12.411 euros extra de intereses», describen. 

Compartir el artículo

stats