Castellón ha superado la cifra precovid de festejos taurinos en el año de la recuperación. Así, en el 2022 los espectáculos volvieron a las calles de la provincia tras algunos meses con restricciones y medidas preventivas después de dos años de pandemia. Desde el 1 de enero hasta el 9 de diciembre, según los datos facilitados por la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias se han celebrado en la provincia de Castellón 4.578, lo que supone un aumento con respecto al año previo a la pandemia. Y es que en el 2019 se celebraron 4.392. Sigue aún de la cifra récord que se registró en el 2017, con 5.371.

Tipos de festejos

En cuanto al tipo de festejos, el más extendido han sido la suelta de vaquillas, con 1.540; seguido del bou en corro, con 1.080; los encierros, con 594; el bou embolat, con 832, y el bravo cerril, con 482. Más minoritarios, los encierros con caballos (16); el bou en corda (siete) y a la mar (seis).

Los municipios

La Vall d’Uixó ha sido el municipio más taurino de la provincia, con 103 astados; seguido de Onda, La Vilavella, Vila-real, Burriana, Betxí, L’Alcora y Moncofa

Balance autonómico

En el conjunto de la Comunitat Valenciana, la cifra de bous al carrer asciende a 8.702, lo que supera también el dato del 2019, en el que se llegaron a contabilizar 8.623 pero sin alcanzar el récord del 2017, que fue de 9.512.

De nuevo, Castellón es la provincia más taurina de la Comunitat, pues en Valencia se han desarrollado en este 2022 un total de 3.183 (un poco menos que en 2019 fueron 3.204) y en Alicante 941 (por 1.027). 

Pandemia

La pandemia se dejó sentir especialmente en el 2020 cuando, por efecto del confinamiento y la suspensión de actividades no esenciales se llegó al mínimo de festejos (473, de los que 247 fueron en Castellón). Algo mejor fue en el 2021, en que fueron 1.755 (936 en la provincia), cuando estos pasaron a las plazas portátiles. La incertidumbre por el alza de costes planea para 2023. 

Imagen de archivo de un festejo de bou embolat ALBERT GEA

Cara negativa

La cara negativa de los festejos este año ha sido la cifra de víctimas registradas durante la celebración de los festejos taurinos. De hecho, en lo que va de año ha habido que lamentar nueve fallecidos en la Comunitat, a lo que hay que sumar los heridos. Son más que los registrados en el 2019, en que perdieron la vida 5 personas frente a 3 en 2020 y 1 en el 2021.

En el caso de la provincia de Castellón, un vecino de Vila-real, P. J. L., de 72 años fallecía el 5 de octubre tras sufrir una cogida en la tarde taurina en Almassora y ser movilizado de urgencia al Hospital General.

También falleció un vecino de Almedíjar, de 71 años, la noche del 20 de agosto tras no poder recuperarse de las heridas que sufría tras ser cogido por un toro capón días atrás en el encierro.

Ese mismo mes, el 7 de agosto, un joven segorbino de 18 años murió como consecuencia de las graves heridas que le había provocado días atrás un toro embolado en Soneja.

Más formación

Durante el 2022 la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias ha impulsado las acciones formativas para mejorar la seguridad de los festejos.

En concreto, durante 2022 se llevaron a cabo sesiones con los directores de festejo en la Vall d’Uixó, Albuixech, San Mateu y Ondara. 

De cara al año que viene hay previstas dos para comienzos de 2023: una en Sagunto y otra que todavía falta decidir dónde se hará y que estará enfocada a dar conocer las condiciones sanitarias de los toros cerriles y que se hará en colaboración con los veterinarios.

Unas iniciativas que cuentan con la participación de los distintos sectores implicados en el mundo de la fiesta