José Bort, presidente de Xarxatec: «Las empresas tecnológicas podrían reciclar a quien pierde su trabajo en otros sectores»

"La inteligencia artificial viene con oportunidades para los que buscan la parte positiva"

La asociación Xarxatec apuesta por hacer de Castellón un lugar de referencia internacional en industria tecnológica.

La asociación Xarxatec apuesta por hacer de Castellón un lugar de referencia internacional en industria tecnológica. / Mediterráneo

Bartomeu Roig

Bartomeu Roig

¿Qué tipo de negocios desempeñan las empresas tecnológicas de Castellón?  

La innovación tecnológica ya no es una cosa de empresas puramente tecnológicas, ya quedan pocas empresas que para ser competitivas no necesiten de un nivel tecnológico elevado. Pensemos en empresas industriales pero también en agricultura, pesca, ganadería,.. en todos los sectores la innovación tecnológica es la que aporta un incremento de productividad y con ella su competitividad frente a mercados exteriores. 

¿Hay mucha variedad?

Mucha. Tanto grandes empresas industriales como Porcelanosa y Torrecid, empresas puramente de software como Eventscase, 480, Declarando; de hardware y IoT como Nayar y IoTSens; de desarrollo puro como NTT Data, Laberit, Nunsys; y también empresas como EFI o como Arkadia Space que construyen los sistemas de propulsión de los astronautas para sus viajes espaciales.

Recientemente han pedido la creación de un hub tecnológico en la provincia. ¿Qué sería necesario para que el objetivo llegue a buen puerto?

De primeras, formación. Pedimos 1 millón de euros anuales para formar 5.000 personas al año en tecnología a través de bootcamps. 1.000 personas al año ya son necesarias ahora mismo solo con nuestros 63 asociados. Por una parte podríamos reciclar a personas que pierden su empleo en otros sectores de la provincia, y por otra ser capaces de atraer empresas de fuera de Castellón a nuestra provincia donde la calidad de vida es insuperable. Tenemos la mejor terreta del món y a nivel nacional e internacional no estamos en el mapa.

¿Hay suficiente inversión privada para llevar a cabo todos los planes de las empresas dedicadas a este sector?

A nivel financiación y más en tecnología siempre falta dinero. Al final tenemos muchas ideas, el futuro abraza la tecnología y la innovación y cuánta más inversión, tanto pública como privada sería bien acogida y en las manos correctas, muy bien utilizada.

¿Por qué dicen que Castellón tiene un gran potencial para acoger industrias tecnológicas?

Yo he vivido muchos años en el extranjero y aquí (y en España en general) lo único que falta son puestos de trabajo mejor remunerados en comparación con lo que se ofrece en el extranjero. Con talento, invirtiendo en nuestras empresas y atrayendo talento y empresas de fuera, los sueldos subirán y mejorarán las oportunidades en toda la provincia. ¿Quién no va a querer vivir aquí si tiene la opción de ganar el mismo salario que en grandes capitales? Aún siendo más pequeños, valemos mucho la pena.

¿Hay mucha competencia entre empresas y polos tecnológicos a la hora de captar trabajadores?

Toda y ninguna. Ya hay tan poco talento disponible que las empresas estamos contratando fuera de Castellón y es una pena.

Cifran en 500 los puestos de trabajo vacantes solo en la provincia. ¿Por qué se da esta diferencia entre la demanda de empleo y el personal cualificado? 

Solo hay 90 plazas al año para estudiar Ingeniería Informática en el campus de la UJI. En 2022, la UJI dio solo 54 títulos. Los centros de formación profesional están llenos, pero entre todos no es suficiente. No hay gente suficiente con estudios relacionados con estas competencias. Y mucha gente cree que solo ingenieros informáticos pueden trabajar en tecnología cuando necesitamos perfiles de todo tipo que no requieren una alta capacitación técnica: soporte, gestores de proyecto, diseñadores, desarrolladores web, etc.

Podemos reciclar a muchas personas de sectores tradicionales, pero desconocen del tamaño de las oportunidades de este sector en Castellón.

¿Cómo debe cambiar la formación de los estudiantes? 

Cuanta más formación reglada, obviamente mejor, pero somos un sector donde la persona autodidacta es muy bienvenida. La importancia del título aquí es muy baja, lo que valoramos es el potencial y el interés.

Ustedes desarrollan el programa Xarxatec activa para contar con trabajadores adaptados a las necesidades de las empresas. ¿Cuántos alumnos han conseguido un empleo fijo en el sector?

En pocas palabras, la mayoría no acaba el curso porque consiguen trabajo antes.

Cada día crece el debate sobre la inteligencia artificial y su futuro impacto en el empleo. ¿Los ciudadanos tenemos que estar preocupados?

Todo cambio viene con amenazas para los que no están dispuestos a no moverse y no formarse, y por contrario, viene con grandes oportunidades para quien busca la parte positiva y se preocupa por encontrar cómo dicho cambio puede mejorar su situación. Kant dijo «se mide la inteligencia del individuo por la cantidad de incertidumbres que es capaz de soportar» y ahora mismo la sociedad necesita ser capaz de soportar mucha incertidumbre. Por eso lo que pedimos son recursos para formación, ahí está la solución. 

La provincia cuenta con instituciones centradas en la nueva economía, como el CEEI o Espaitec. También hay proyectos como el dedicado a la digitalización de puertos o Distrito Digital. ¿Son suficientes todas estas piezas?

No, porque nadie está formando activamente aún el talento existente y nuevo; y ese es el objetivo número uno de Xarxatec, el desarrollo del talento. El problema (que no es un problema, es una fabulosa oportunidad) es que se necesita mucho, por eso pedimos ayuda a la Generalitat valenciana, Diputación provincial, Ayuntamiento y puerto de Castellón, para convertir este problema en la mejor de las oportunidades para nuestra provincia.

Castellón despuntó en agricultura. Luego llegó la cerámica. ¿La tecnología será el relevo del azulejo en la provincia? 

Si tenemos el apoyo institucional, sin duda. Si no, será una gran oportunidad perdida que otra región aprovechará. Más que relevo, seremos el complemento perfecto para la cerámica al igual que el resto de sectores como turismo, construcción, transportes, etc. La competitividad de todos los sectores pasa por la innovación tecnológica y queremos ser su ayuda, no su sustituto, y ser la mejor versión de nosotros mismos.