Estas son las Banderas Negras para las playas de Castellón

Ecologistas en Acción ha presentado el informe Banderas Negras 2024

Playa para perros en Alcossebre (Alcalà de Xivert)

Playa para perros en Alcossebre (Alcalà de Xivert)

Carmen Tomás Armelles

Carmen Tomás Armelles

Dos playas de la provincia de Castellón han merecido Bandera Negra este 2024, según Ecologistas en Acción. La oenegé ha dado a conocer este miércoles su informe del 2024, en el que selecciona los 48 arenales españoles merecedores del título, que nace para denunciar el mal estado de las playas, en contraposición con las Banderas Azules.

En concreto, Ecologistas en Acción ha seleccionado una playa al sur de Castellón y otra del norte. Así el tramo litoral del Grao-Camino Serratella de Burriana recibe el infausto distintivo por "contaminación", mientras que la Playa de L’Estany-Capicorb de Alcossebre se la lleva por mala gestión.

Burriana

"Cncedemos al tramo litoral del Grao-camino Serratella de Burriana, el galardón de Bandera Negra por contaminación por la mezcla de vertidos de aguas fecales y residuales. Sirva de ejemplo y llamada de atención a las deficientes redes de evacuación de las que disponen las urbes y ciudades del litoral de la provincia de Castellón, siendo un foco de contaminación recurrente en la costa pues afectan a más del 90% del litoral", señala Ecologistas en Acción.

Abundan en que un tramo litoral con recurrentes fugas de aguas fecales por colapso de la red de evacuación cuando se producen lluvias. "Es uno de los muchos ejemplos de esta problemática que se repiten cada año en el litoral de la provincia de Castellón", señalan.

Aunque solo esta merece esta catalogación en Castellón por este motivo, Ecologistas en Acción denuncia que "el urbanismo permisivo y sin control desde los años 90 ha facilitado que buena parte de la red de evacuación de aguas pluviales está conectada a la red de evacuación de aguas fecales, y cuando se producen lluvias de importancia se colapsa la red de evacuación y saltan atarjeas, imbornales, alcantarillas, etc., mezclándose aguas residuales y aguas pluviales que acaban siendo vertidas al mar, contaminando playas y otros tramos litorales. En época estival, ésta circunstancia crea un problema importante de salud pública", indican.

Alcossebre

En relación con la playa de L'Estany, manifiestan que "concedemos a la playa de L’Estany-Capicorb, en el término municipal de Alcalà de Xivert, el galardón de bandera negra por mala gestión por la declaración de una playa canina en el entorno de un humedal protegido, siendo un ejemplo de esta mala praxis a lo largo de la costa castellonense.

Al igual que en el anterior caso, critican la praxis de ayuntamientos de la provincia de declarar playas caninas en espacios naturales. "Aún siendo un humedal protegido por el Acuerdo de 10 de septiembre de 2002, del Gobierno Valenciano, de aprobación del Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunidad Valenciana, se estableció una playa canina en el entorno del humedal. Esta concurrencia se da a lo largo de la provincia de Castellón (Vinaròs, Benicarló, Orpesa del Mar), donde los humedales y otras playas de alto valor ecológico son declaradas playas caninas al encontrarse lejos de los núcleos urbanos donde supongan menos molestias a los otros", manifiesta.

La desembocadura del Riu Coves o Rambla de San Miguel, en la zona de Capicorb, sirve de límite natural entre los términos de Alcalá de Xivert y Torreblanca. Como muchos de los humedales costeros de la provincia de Castellón